Ministro receta valeriana a los que dicen estar asustados

Ministro de Justicia, Francisco Eguiguren, rechaza argumento del miedo al nuevo gobierno. Dice que si hiciera falta modificar la Constitución, el Ejecutivo buscará consenso.

| 31 julio 2011 12:07 AM | Política | 1k Lecturas
Ministro receta valeriana a los que dicen estar asustados
Ministro aclara sobre los miedos de ciertos sectores.

Más datos

Juramento de Ollanta es legal

Respecto al juramento de Ollanta Humala a nombre de la Constitución de 1979, que encendió los ánimos de los congresistas fujimoristas recalcitrantes como Martha Chávez y Luz Salgado, Eguiguren sostuvo que desde el punto de vista formal no existen fórmulas para el juramento presidencial. “Hay que ser muy claro, porque no hay peor sordo que el que no quiere oír”, precisó. “El presidente juró por la Patria, que ejercerá fielmente el cargo de presidente de la Republica y que defenderá la sobe-ranía nacional, el orden constitucional (vigente), la integridad física y moral de la República y sus instituciones, honrando el espíritu, principios y valores de la Constitución de 1979”, dijo.

DETALLE

Eguiguren refirió que se discutirá el renombramiento de la cartera que dirige a “Ministerio de Justicia y Derechos Humanos”, lo que obligará a una revisión y modernización de su estructura interna.
1088

El ministro de Justicia, Francisco Eguiguren, rechazó la campaña que pretende que hay miedo a lo que haga el nuevo gobierno y recomendó que quienes se asusten “tomen un poco de valeriana”, a tiempo de señalar que una eventual reforma constitucional no debe ser un tema tabú y, de considerarlo el gobierno, buscará consenso para realizarla.

Señaló que la Constitución vigente, la del 93, puede ser sometida a una reforma puesto que “ninguna carta magna es eterna”, pero sostuvo que cualquier modificación, si así lo requiere el gobierno, será en base a un consenso en el Congreso.

“Toda Constitución proporciona un procedimiento de reforma. Ninguna Constitución es eterna, son las grandes reglas para que la sociedad camine a la inclusión y el bien común. Cuando una Carta Magna no responde al cambio que se quiere hacer, y existe el consenso político sobre ese tema, por supuesto, hay que cambiar”, afirmó Eguiguren al tiempo de recomendar a sus adversarios políticos que pretenden colocar la etiqueta de miedo al nuevo gobierno a que “tomen un poco de valeriana”.

“No hay ánimo de espantar a nadie. Hay gente que se asusta de todo. Hay gente que se asustaba de que el presidente Humala sea elegido y, seguro, de que muchos de nosotros estemos en su gabinete. Bueno, eso es problema de los asustadizos, que tomen un poco de valeriana”, señaló.

Reformar no es pecado
Eguiguren reiteró que no se debe temer a cualquier modificatoria constitucional, pues la propia Constitución de 1993 ha sido objeto de varias reformas, como la eliminación de la reelección presidencial inmediata, la sustitución de toda la parte referente a la descentralización, entre otros aspectos.

“Todas las constituciones prevén expresamente procedimientos de reforma. En la del 93 ya ha habido un montón de cambios, se eliminó la reelección inmediata. ¿Alguien hizo un escándalo de eso? No, no podemos aceptar la idea de que plantear una revisión de la Constitución es un pecado. No. El pueblo ha votado por un gobierno que hará la transformación respetando el orden constitucional”, expresó.

LEGÍTIMAS DIFERENCIAS
El renombrado constitucionalista explicó que entre las dos constituciones que son materia actual de debate existen grandes diferencias. Precisó que la Carta Magna de 1993 se hizo en un gobierno autocrático, que pretendió la reelección indefinida de Fujimori, mientras la de 1979 se hizo para instaurar un nuevo orden democrático con apoyo de todas las fuerzas políticas.

“La del 93 es monocorde y neoliberal, nació de un autogolpe del fujimorismo, de un gobierno que se quería quedar y ahí no hubo representación porque era el momento duro del fujimorismo y hubo fuerzas democráticas que se abstuvieron de participar”, explicó.

Añadió que la constitución vigente fue aprobada por no más de cuatro puntos en el referéndum. “Nació muy estrechamente aprobada y el gobierno fujimorista la incumplió también. Por eso, la Constitución de 1993 no es la Constitución que mejor encarna el espíritu de concertación política y democrática para guiar la vida del país”, precisó.


Henry Campos
Redacción


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

0.72886800766