Mentiras de fiscal ante el Congreso

La fiscal adjunta Vanesa Araníbar Covarrubias evidenció ayer su intención de mentir a la comisión congresal que investiga el robo y la manipulación de las memorias USB de Giselle Giannotti, ex gerenta de la empresa “chuponeadora” Business Track.

Por Diario La Primera | 21 jul 2010 |    

Más datos

DETALLE

Acorralada entre contradicciones, la fiscal Araníbar no tuvo mejor salida que culpar al Poder Judicial de la manipulación o pérdida de los archivos Giannotti. Al final de su exposición e interrogatorio, pidió además que la comisión cite también a un ex trabajador judicial supuestamente contratado por la jueza del caso, María Martínez, al que identificó como Aldo Sucse.

Una de sus contradicciones más evidentes fue cuando dijo que sí estuvo presente durante la entrega de los USB por parte de la Policía a la Fiscalía el 23 de enero de 2009. Sin embargo, cuando los legisladores la cuestionaron por qué ese día no se dio cuenta que los USB Memorex plomos eran absolutamente distintos a los que ella misma incautó el 8 de enero de 2009, la fiscal Araníbar señaló que en realidad no estuvo presente en esa diligencia.

Otro intento de tergiversar la realidad fue cuando la comisión le preguntó por qué dispuso que se visione los USB el 12 de enero de 2009 en la Dirandro, sin autorización del juez. Ante la interrogante, Araníbar dijo que no había orden del juez para no visualizar.

Sin embargo el congresista Yonhy Lescano le mostró la resolución del juez Elmer Yalico donde expresamente indica que no se visualice nada, entonces la fiscal adjunta reconoció que permitió que se visualice sin orden del juez por expresa disposición de su superior Walter Milla López.

Ante la insistencia de los miembros de la comisión investigadora, la fiscal adjunta hizo una sorprendente revelación: dijo que dejó sin lacrar los USB desde el 12 de enero hasta el 23 del mismo mes, fecha en la que Policía los entregó a la Fiscalía. Es decir, estuvieron en manos del comandante Raúl Del Castillo Vidal por 10 días sin ninguna seguridad de parte de la Fiscalía.

Consultada sobre el uso de la laptop del comandante Del Castillo el día de la incautación, dijo que ella no autorizó su uso y que tampoco lo impidió. Pretendió mentir al decir que la laptop nunca se uso; sin embargo, según las fotografías publicadas por este diario, la laptop, que hábilmente vendió Del Castillo en “Las Malvinas” estaba prendida y hasta se veían imágenes. Del Castillo dijo que usó la computadora.


    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119376 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.