Mecanismos del golpe de Estado

Este domingo en la página de opinión de El Comercio, Fernando Rospigliosi hace el siguiente comentario: “Si el gobierno lo inhabilita, la oposición de García será más dura aún; y si rompe las reglas del juego democrático, es decir, si no se le deja jugar el partido, recurrirá a todos los medios a su alcance para derribar al gobierno con los mecanismos empleados en América Latina en las últimas dos décadas”.

| 07 enero 2014 10:01 AM | Política | 1.4k Lecturas
Mecanismos del golpe de Estado
Los nuevos mecanismos del golpe de Estado
Por: Raúl Wiener
1454

La PrimeraLeamos con cuidado: hay una oposición sobresaltada de García por las investigaciones que se llevan en su contra, que él y Rospigliosi, achacan al intento de convertir a la primera dama en candidata ilegal, por lo que ignoran el fondo de las investigaciones y las evidencias en contra del expresidente. Y la idea sigue: si hay inhabilitación la oposición será más dura y si se le saca de la disputa electoral se valdrá de cualquier medio para derribar a Humala, vistiéndose con pretextos como se han usado en los golpes más recientes en América Latina, tanto los fallidos como los exitosos.

Hace unos días me contaron que un dirigente aprista comentó que mi teoría de que hay una conspiración en marcha, en la que el APRA tiene un papel central, era equivocada porque no había nada de eso. Pero a continuación el mismo tipo decía que Ollanta está volviendo al chavismo y se está convirtiendo en un peligro para la democracia. Más aún insistía en que aquí se puede crear una situación tipo Honduras o Paraguay. En resumen que no hay conspiración pero no queda sino seguir conspirando.

García ha dicho que Ollanta es ahora exponente del velasquismo, chavismo, montesinismo, que es como decir la conjunción de todos los males, lo que a mí me ha hecho recordar su famosa declaración ante Jaime Bayly de que él no permitiría que Humala llegue al poder y organizaría un golpe de Estado aunque lo metan preso. Parece que ese impulso se amainó con las primeras concesiones del presidente, que poco a poco fueron tomando la forma de una total capitulación en casi todos los campos.

Pero las investigaciones quedaron en pie y aún si Humala hubiese querido bajarles el tono en algún momento, lo cierto es que la suma de delitos que se cometieron en el período 2006-2011, es tan abrumadora que a García no le está quedando otra que la que dice Rospigliosi: hacer una oposición en su interés particular, con cualquier medio a su alcance y tomando como modelo otros procesos de desestabilización de los años recientes.

Que el futuro del país y del sistema político dependa de una operación de impunidad de un tipo que ocupó dos veces la presidencia y se fue siempre marcado de denuncias e investigaciones que nunca terminan de resolverse y sancionarse, da una idea bastante clara de la fragilidad política de nuestro país. Estamos avisados.

Raúl Wiener


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: |


La Primera Digital

La Primera Digital

La Primera Digital

Colaborador 9324 La Primera Digital

Deje un comentario

Espere...