Marino se entregó a la justicia

Después de más de dos años de estar prófugo de la justicia, se puso a derecho el capitán de corbeta Jorge Luis Rabanal Calderón, acusado del homicidio del menor Indalecio Pomatanta Albarrán, quien fue rociado con gasolina y quemado en su casa de Ucayali en 1995.

Por Diario La Primera | 31 may 2008 |    

Más datos

DATO

Otro momento importante de la  audiencia fueron los testimonios de dos asesores legales que cumplieron funciones para la Marina en los años 1995 y 1998 en Ucayali y que aportaron elementos nuevos para el proceso.

En el horrendo crimen participaron los miembros de la patrulla Aries de la Marina de Guerra, Capitán de Corbeta (r) Andrés Egocheaga Salazar, el entonces Teniente Primero Jorge Luis Rabanal Calderón, Guido Spencer Dávalos, Pedro Rodríguez Rivera y Mario Peña Ramírez.

El Comandante Livio Campos, quien estuvo en la zona en 1995, confirmó la entrega de 5,000 soles a los familiares de las víctimas, según él, como ayuda humanitaria. Al preguntársele sobre el origen de este dinero, el contestó que le había sido entregado por el Jefe Político Militar de Ucayali, cuyo nombre no recordaba pero que su apelativo era algo parecido a “Chicharra”.

    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119378 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.