Maniobra en caso Carolina

En el Perú acaba de probarse que un asistente de Sala por el que pasan los expedientes de cada caso, puede sustraer los documentos presentados por una de las partes y hacerlos desaparecer, privándola de argumentos de defensa para el momento en que los vocales tuvieran que resolver, y ganarse como todo castigo una amonestación y un descuento de 10% en su haber mensual.

| 03 julio 2012 12:07 AM | Política |  2.2k 
OPINIÓN
2246  

Tal conducta del asistente Alexander Rioja Bermúdez, que trabajaba para la Tercera Sala Civil de Lima en el año 2009, perjudicó a los accionistas mayoritarios de Pesquera Carolina en su demanda por daños y perjuicios contra Scotiabank (ex Banco Wiese), responsable de la quiebra fraudulenta de la empresa, podría considerarse producto de una colusión con la parte demandada.

Sin embargo, la Oficina de Control de la Magistratura (OCMA), luego de un proceso de casi tres años, resolvió que “… se encuentra acreditada la responsabilidad del administrado Alexander Rioja Bermúdez, en su actuación como asistente de Juez de la Tercera Sala Especializada en lo Civil de Lima respecto al cargo imputado en su contra, desde que habiéndosele entregado los 08 escritos por la servidora Naomi Bustillos Tamayo, no dio cuenta de modo oportuno al Colegiado respectivo, propiciando con dicho accionar negligente su pérdida y extravío, y un natural malestar en los interesados, además del deterioro de la imagen de este poder del Estado”. Es decir que valora el asunto como una negligencia punible, y no como un posible acto de corrupción.

En el voto de la Tercera Sala, la presidenta vota tomando en cuenta los alegatos que luego serían secuestrados, demostrando que los conocía y dando la razón a la demanda de los accionistas mayoritarios de Pesquera Carolina; mientras las otras dos vocales ignoran la fundamentación, centrada en la falta de referencia de la resolución de primera instancia a la norma legal que supuestamente amparaba su decisión de negar la reparación por daños y perjuicios porque el accionista principal (Salomón Manzur), era una persona natural y la Pesquera un persona jurídica.

El vocal convocado para dirimir el caso da su voto con un expediente mutilado, ya sin argumentos de la parte demandante. Por otro lado, el sustractor Rioja Bermúdez siguió una ascendente carrera judicial y llegó al cargo de juez supernumerario de Maynas (donde está actualmente), en el mismo tiempo en que era investigado, y al ser sancionado consintió el fallo de la OCMA, admitiendo de hecho su culpabilidad y aceptando la benigna sanción por sus actos.

Ahora la Sala Civil Transitoria Suprema tendrá que resolver en instancia final un tema de restitución de derecho a la Defensa, que es un principio de la recta administración de Justicia.


Raúl Wiener
Redacción

Loading...


En este artículo: | | | | | | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

Diario La Primera ha escrito 125390 artículos. Únete a nosotros y escribe el tuyo.

Deje un comentario