Le están haciendo un flaco favor a comandos

El director del Equipo Peruano de Antropología Forense (EPAF), José Pablo Baraybar, denunció que la ofensiva y campaña de desprestigio de la derecha mediática y política contra el informe pericial, relativo al proceso judicial sobre ejecuciones extrajudiciales en el Operativo Chavín de Huántar, busca proteger a los cabecillas de la mafia fujimontesinista y los infiltrados denominados “gallinazos”, directamente implicados en este caso.

| 07 mayo 2012 12:05 AM | Política | 2.4k Lecturas
Le están haciendo un flaco favor a comandos
(1) Científico José Pablo Baraybar (2) Nadie quiere desprestigiar a comandos.
Los beneficiados son Nicolás Hermoza, Vladimiro Montesinos, Roberto Huamán Azcurra y Jesús Zamudio.
2409

Precisó, igualmente, que los comandos que liberaron a los rehenes de la embajada de Japón no tienen ninguna implicación con el caso del emerretista Eduardo Cruz Sánchez (a ) Tito, supuestamente ejecutado extrajudicialmente, y del trabajo técnico realizado por la EPAF sobre dicho fallecido. De igual modo, estimó también que otra intención de ciertos sectores está orientada a sembrar dudas poco razonables para desprestigiar investigaciones periciales de casos futuros de violaciones a los derechos humanos y/o ejecuciones extrajudiciales.

—¿Qué opinión le merece lo señalado por un congresista fujimorista, respecto a que el informe pericial realizado por el EPAF fue un documento de parte?
—El tipo que afirma eso no sabe dónde está parado. El informe pericial fue hecho a pedido del Ministerio Público y no es un “documento de parte”. La verdadera parte era Aprodeh, y ellos tuvieron sus propios peritos.

—Medios conservadores y operadores políticos de derecha han estado cuestionando su capacidad, y la del EPAF, para realizar investigaciones forenses. ¿Cuál es su respuesta?
—Me tienen absolutamente sin cuidado sus ataques y/o críticas, casi todas de una ignorancia atrevida. Ellos pueden decir lo que les dé la gana, pero tienen que hacerlo sobre bases sólidas. El problema empieza cuando estos detractores empiezan a difamar, solo por las ganas de hacerlo, sin dar ningún tipo de explicación o fundamentación de sus supuestos argumentos.

—En todo caso, ¿está garantizada la validez de los estudios periciales realizados por el EPAF, sobre el caso de las ejecuciones extrajudiciales de la embajada japonesa?
—Esta información que involucra a los operadores paralelos de Chavín de Huántar, Nicolás Hermoza, Vladimiro Montesinos, Roberto Huamán Azcurra y Jesús Zamudio, ha sido presentada tres veces, por los sucesivos “quiebres” del juicio que involucra a esta gente.

—¿Cuáles serían las principales objeciones realizadas al “informe” presentado por el procurador del ministerio de Defensa, Gustavo Adrianzén?
—Bueno, hay dos elementos básicos que son descritos en detalle y dificultan que esta opinión pericial pueda ser considerada válida. La primera es un tema de fondo muy importante: saber si la gente suscriptora de dicho informe policial participó o no de los exámenes practicados a los restos de los emerretistas. ¿Y por qué decimos esto? Por una razón muy simple: ellos presentan una fotografía, como parte de su informe pericial, en la que se ve un cráneo atribuido al emerretista, Eduardo Cruz Sánchez, apodado “Tito”, con enorme agujero en la base del mismo y sin la columna cervical articulada. Pero lo que no dicen es que ese mismo cráneo fue reconstruido y sus partes pegadas. Y cuando esa foto fue tomada, aún no se había terminado de reconstruir. La lógica de poder recomponer una pieza craneal es ver dónde se sitúa la posición del arma de fuego y los orificios de entrada y de salida. En base al enorme hueco es que ellos infieren erróneamente que el balazo que mató a Tito entró por detrás de la oreja izquierda y salió por sobre la oreja derecha. Y esa es la tesis que ha llevado a decir al procurador que no hubo ejecuciones extrajudiciales. Mientras que nuestro informe, junto con el de Medicina Legal, dice que el disparo que ultimó a “Tito” entró por la parte de atrás del cuello -un poquito más a la izquierda de la línea media- y salió por el lado derecho de la cabeza, por sobre la oreja. El segundo punto radica en que el informe de la policía ignora la descripción de la ropa del terrorista. Y esta omisión es crucial, toda vez que el polo (camiseta) que llevaba Tito al momento de su muerte, presenta una perforación por arma de fuego en la parte posterior de la pretina que da en la zona del cuello, exactamente algo a la izquierda de la línea media. Si es que la policía tuviese razón tendría que tener el polo volteado sobre la oreja izquierda.

—¿A qué juega el portafolio de Defensa al defender esta “pericia” policial que pretende desvirtuar los estudios del EPAF, los cuales prueban la perpetración de por lo menos una ejecución extrajudicial en la recuperación de la embajada japonesa?
—No sé a qué juegan. Lo que está claro es la extraña existencia de un “peritaje” (policial) que aparece diez años después de los hechos, en un juicio que no acaba nunca y que se ha caído tres veces. Mientras que el peritaje del EPAF y del Instituto de Medicina Legal sí coinciden, a diferencia del de la de Policía. Y, más aún, considerando que en este juicio no están comprendidos los comandos Chavín de Huántar sino, solamente, Vladimiro Montesinos, Nicolás Hermoza, Huamán Azcurra y Jesús Zamudio, así como los denominados “gallinazos”, nos hace pensar que el interés de este sector conservador no es proteger a los comandos.

—Podríamos deducir que la intención de ciertos sectores sería encubrir a Montesinos, Hermoza, Huamán Azcurra y Zamudio, a los “gallinazos”...
—Mi opinión personal y de ciudadano es que se está haciendo un flaco favor a los comandos Chavín de Huántar, que fueron los verdaderos héroes de esa jornada, al presentar un peritaje que -de acuerdo a lo que viene ocurriendo en el fuero interno- ayudaría a estos cuatro individuos que de héroes no tienen absolutamente nada. A menos que alguien piense que Montesinos, Hermoza, Zamudio o Huamán Azcurra lo sean.

—¿Cuál sería el verdadero sentido de esta campaña de desprestigio contra usted?
—Supongo yo que es acción desesperada. No le veo otra explicación. El tema es que ellos tienen en contra tres líneas probatorias (de la perpetración de la ejecución extrajudicial al emerretista). La declaración del exrehén japonés, Hidetaka Ogura; el testimonio de los policías que detienen a “Tito” y la evidencia pericial presentada por la EPAF. Evidentemente, es una acción coordinada procurar el descrédito del perito, ignorar el testimonio de los efectivos policiales y ningunear la declaración de Ogura. Yo asumo que la lógica que tienen estos sectores de derecha es desacreditar las pericias incriminatorias y a los testigos, a la vez que presentar esta “evidencia nueva”, con el fin supremo de hacer caer el proceso judicial interno que busca sancionar a los autores de las ejecuciones extrajudiciales a los terroristas.

— ¿Cuál es la máxima aspiración de estos sectores conservadores respecto al proceso judicial contra los autores de ejecuciones extrajudiciales ocurridas durante la liberación de los rehenes de la embajada japonesa?
—Están tratando de sembrar dudas poco razonables para casos futuros de violaciones a los derechos humanos y de ejecuciones extrajudiciales. Hay elementos que hacen pensar que esta campaña de desprestigio está diseñada para proyectarse y ser usada en otros procesos. Por eso, resulta risible la desesperación ante la “necesidad” de estos sectores por ensañarse con el perito.

—¿Podría especificarnos en qué otros casos de pesquisas forenses ha participado?
—Particularmente, le puedo manifestar que tengo estatus de testigo experto en jurisdicciones internacionales en diversos países del mundo. Y, además, he participado como perito en casos de incalculable valor para la defensa de los derechos humanos. A saber, he sido testigo en el primer caso de genocidio europeo, tras la Segunda Guerra Mundial, ocurrido en Srbenica (ex Yugoslavia); así como también por ejecuciones extrajudiciales en Kosovo.


Javier Soto
Redacción


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD