Lagunas versus reservorios

“¿En qué parte del mundo destruir una laguna para construir un reservorio va a ser una práctica responsable?”, dicen defensores del agua. “El reservorio garantiza agua para todo el año”, indican defensores de reservorios.

| 12 noviembre 2011 12:11 AM | Política | 4.4k Lecturas
Lagunas versus reservorios
Cajamarquinos en lucha por el agua.
PUNTOS A FAVOR Y EN CONTRA
4448

El antagonismo sin cuartel entre la defensa del agua, vital para la preservación del ecosistema, y la actividad minera que, a su vez, genera divisas al país, ha empezado. Tras cumplirse los primeros cien días de gobierno del presidente Ollanta Humala, su régimen ahora enfrenta cuatro protestas simultáneas en tres regiones del país, todas ellas vinculadas al desarrollo de proyectos mineros.

En todas ellas, sus respectivas poblaciones exigen la anulación de los proyectos mineros que están afectando las mismas fuentes de agua. Y, ante esta situación, las compañías mineras, secundadas por su matriz, la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía (SNMPE), han propuesto como una pretendida alternativa a la utilización, por la actividad minera, de las lagunas y demás fuentes acuíferas, la construcción de reservorios para, supuestamente, garantizar el abastecimiento del recurso vital.

Así, Yanacocha y su proyecto minero Conga, defiende esta “alternativa” que –a su juicio- paliaría el uso indiscriminado de las cuatro lagunas cajamarquinas amenazadas por sus futuras actividades extractivas.

En su blog “El agua primero, la mina después”, el proyecto Conga resalta las presuntas bondades para las comunidades rurales de Cajamarca y sus principales ciudades, que significaría la construcción de tres reservorios (Perol, Inferior y Chailhuagón), lo mismos que, precisa, son diques.

“¿Qué es un dique? Sobre las quebradas naturales, vamos a construir compuertas con válvulas que permitirán almacenar el agua en época de lluvias. Entonces, el agua se almacena sobre la misma quebrada y las condiciones del lugar se van a mantener básicamente iguales. Lo más importante es que los campesinos van a contar con agua en época seca”, pontifica el blog de Conga.

En la otra orilla, se encuentra la población, autoridades y el conjunto de la sociedad civil de las áreas urbanas y rurales de Cajamarca que defienden la intangibilidad de los recursos acuíferos, principalmente de las zonas de cabecera de las cuencas hídricas. Estos comprenden, específicamente, las lagunas naturales Mala, Chailhuagón (o Chica), Azul y Perol.

Al respecto, Milton Sánchez, secretario de la Plataforma Institucional de Celendín, que agrupa alrededor de 22 organizaciones civiles de la localidad, cuestiona la viabilidad del proyecto de construcción de reservorios, planteado por Yanacocha, al advertir que dicha obra afectará seriamente las cuencas de los ríos Chirimayo, Chugurmayo y Jadibamba, que proveen agua para la agricultura, ganadería y –sobre todo- para su propio consumo humano.

“¿En qué parte del mundo destruir una laguna para construir un reservorio va a ser una práctica responsable?.... No nos engañemos, una laguna natural jamás va a poder ser reemplazada…“No pueden jugar a ser Dios”, remarca.

De similar parecer fue Marco Arana, asesor de la ONG ambientalista ‘Grufides’, quien expresó su escepticismo ante esta “propuesta” faraónica. “Yanacocha no ha venido a cosechar agua, ha venido a sacar oro”, alertó.

Consideró que los ingenieros de la transnacional Yanacocha parten de una idea equivocada: “Ellos creen que una laguna es un balde en el que puedes pasar de un lado para otro… (Pero) una laguna es un ecosistema”, apunta.

Arana se enfocó en una problemática global. “No se pueden destruir las fuentes naturales de agua, justamente cuando el cambio climático exige conservarlas”, remarcó. Tras referir que en estos años en que Cajamarca sufre de sequías recurrentes y las lluvias son escasas, alertó que un proyecto de esta envergadura produciría un impacto ambiental muy grave.

“Dicen que van a trasvasar las lagunas y llevarán sus aguas a cuatro reservorios. En realidad van a destruir las lagunas, deberían decirlo claramente. No pueden garantizar la calidad y cantidad de agua para las poblaciones de las partes bajas. También destruirán humedales, que son zonas de recarga de las lagunas. ¿Cómo las repondrán? Están en peligro las veinte lagunas que existen en la circunscripción del proyecto”, alerta.

Por su parte, el burgomaestre de la Municipalidad Delegada de Huambocancha (Cajamarca), Gómer Cueva, refirió que el problema de fondo en la región es la calidad y cantidad del agua, al indicar que “no es posible que Yanacocha esté utilizando 890 litros por segundo y que para el resto de Cajamarca nos deje 125 a 180 litros por segundo”.


Javier Soto
Redacción


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | | | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

Deje un comentario

Espere...