La tregua gana terreno

Dirigentes agrarios confirman suspensión de huelga y Andahuaylas normaliza actividades. Paro siguió ayer en Chincheros.

| 15 noviembre 2011 12:11 AM | Política | 1.8k Lecturas
La tregua gana terreno
Apuestan por resolver los problemas mediante el diálogo.
EL DIÁLOGO AVANZA

Más datos

Diego García Sayán
Hay que apostar por el diálogo

El jurista y excanciller Diego García Sayán consideró que el gobierno debe mantener una política de diálogo permanente para resolver los conflictos sociales, la mayoría de los cuales –anotó- han sido heredados de gestiones anteriores.

“Veo señales claras por parte del gobierno de que este elemento de diálogo es hoy día parte de la política pública; antes solo teníamos conflictos y una política muy confusa de cómo manejarlos, ahora, siguen los conflictos, pero hay una política más transparente y clara”, dijo García Sayán, presidente de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Recalcó que la protesta social no es una violación del Estado de Derecho ni de la ley, pero se deslegitima si hay “instigadores” que alientan la destrucción de la propiedad o la afectación de la vida.

Añadió que el gobierno debe ejercer el principio de autoridad, aunque siempre bajo una política de diálogo, ya que los reclamos muchas veces son legítimos.

1835

Las provincias de Andahuaylas y Chincheros, de la región Apurímac, acordaron ayer suspender las protestas antimineras, confirmó a LA PRIMERA la Junta de Usuarios del Distrito de Riego de Andahuaylas (Judra).

El dirigente de dicha organización, Abel Ortega, informó que la decisión fue adoptada en una reunión realizada en Andahuaylas, con la participación de representantes del campesinado de Chincheros.

Indicó que el encuentro ratificó el acuerdo con el gobierno, del último sábado, que suspendió por quince días la medida de fuerza, a fin de que el Consejo de Ministros se reúna para emitir el decreto supremo que declare las dos provincias como “zonas de exclusión minera”.

Ortega especificó que en la reunión de ayer se formó un “comité de vigilancia” del cumplimiento del acuerdo, el cual estará integrado por alcaldes, presidentes comunales, tenientes gobernadores y dirigentes de organizaciones de base.

Relató que la ciudad de Andahuaylas muestra ahora un clima de tranquilidad y sus actividades se desarrollan con normalidad.

PARO EN CHINCHEROS
Sin embargo, dijo, un sector minoritario de estudiantes universitarios, profesores del Sutep y etnocaceristas, se mantuvo irreductible en proseguir con la paralización indefinida y desconocer a la Junta de Usuarios de Riego de Andahuaylas y realizó una movilización en localidad de Uripa, capital del distrito de Anco Huallo (Chincheros).

Estos estamentos, totalmente ajenos a la actividad agropecuaria, añadió, tendrían una agenda propia en la que les sería irrelevante la solución del problema.

Tras insistir en que se declare a su provincia “zona libre de minería”, los actores de Uripa reclamaron la presencia del mismísimo presidente, Ollanta Humala.

Mientras tanto, la paralización en Uripa, y hasta ayer en el resto de la provincia de Chincheros, fue total con la unanimidad de establecimientos comerciales cerrados, las clases escolares suspendidas y las entidades públicas y privadas no laboran. Tampoco pudo operar el transporte local e interprovincial por el bloqueo de la carretera Andahuaylas-Chincheros y medios de prensa lugareños alientan que hoy se normalicen las actividades.

FUJIMORISTAS
Al respecto, el congresista Javier Diez Canseco, de Gana Perú, acusó al fujimorismo de estar detrás de las protestas en las provincias de Andahuaylas y Chincheros. “Hay algunos que se lavan las manos y le echan la pelota a otros. Hablo del fujimorismo, que estuvo metido en el tema. Son asuntos que hay que mirarlos con toda claridad”, subrayó.

Diez Canseco alertó que Germán Altamirano, asesor del exministro fujimorista de Agricultura Absalón Vásquez, “está metido hasta el tuétano en el movimiento de Andahuaylas”.

Por su parte, el viceministro de Interculturalidad, Iván Lanegra, dijo que el anterior régimen aprista y los gobiernos regionales descuidaron la prevención de conflictos sociales, y aseguró que la administración de Ollanta Humala no cometerá ese grave error.

Consideró que debe exigirse que los gobiernos locales y regionales asuman sus responsabilidades, y trabajar con ellos, capacitarlos, establecer líneas rectoras que aseguren el éxito, algo que –apuntó- fue omitido en el régimen de Alan García.

De otro lado, confirmó que ya está listo el borrador del reglamento de la Ley de Consulta Previa, el cual será debatido en la comisión multisectorial para ser aprobado, a más tardar, en enero próximo.

A su turno, el defensor del Pueblo, Eduardo Vega, manifestó que la Ley de Consulta Previa a las comunidades nativas ayudará a revertir la desconfianza histórica contra la actividad minera, pues permitirá escuchar de manera más organizada a las poblaciones indígenas.

PALABRA MAYOR
En tanto, el primer ministro, Salomón Lerner, destacó que las mesas de trabajo instaladas por el Ejecutivo en diferentes regiones han permitido que el gobierno escuche y atienda las demandas de la población.

Aunque recalcó que nada justifica los actos de violencia, como los que subsisten en Andahuaylas y Chincheros, en Apurímac, no obstante pudo lograrse un acuerdo entre una Comisión de Alto Nivel del Ejecutivo y la Junta de Usuarios del Distrito de Riego de Andahuaylas para suspender las protestas.


Javier Soto
Redacción

¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


En este artículo: |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD