La sumisión y el miedo como política económica

Las declaraciones del Presidente sobre la eventual molestia chilena si no se le vende energía son totalmente falaces y revelan la esencia de su “pensamiento económico”.

| 09 junio 2008 12:06 AM | Política | 541 Lecturas
La sumisión y el miedo como política económica
El presidente García demuestra que para gobernar él no necesita lineamientos definidos.
541

O el ministro Valdivia está puesto para confundir a la prensa con su eterna pregunta: ¿y dónde está el contrato para vender el gas a Chile?, o existe un real desacuerdo en el gobierno y el titular de Energía y Minas ya está en camino a su casa. Por lo menos eso es lo que se deduce del contrapunto con el presidente García, que primero anuncia la posibilidad de vender electricidad gasífera al país del sur y es corregido por el ministro, que dice que sólo se trata de “estudiar la posibilidad”, lo que es retrucado otra vez por el Presidente como si hablara a la oposición, introduciendo un increíble argumento: si no les vendemos a los chilenos, su gobierno podría molestarse y dejar de comprarnos por mil millones de dólares, que es nuestra ventaja comercial…

O sea que Chile comercia con nosotros de puro satisfecho que está con las concesiones que le hacen nuestros gobernantes, que compra molibdeno para las aleaciones que utiliza en sus diversas industrias y representan el 40% de nuestras exportaciones a ese país, y si se molesta va a dejar además de comprar los aceites de petróleo, grasas y aceites de pescados, concentrados de cobre, que suman otro 30% de nuestras ventas. Es decir, no es que compran materia prima peruana por necesidad de su producción, mientras nosotros nos traemos diesel 2 y gasolinas (de un país que no produce petróleo) porque sus refinerías son mejores que las nuestras, papel periódico, nitrato de amonio y productos de consumo, sino porque están contentos.

¿Será con esta lógica que García se cree tan imprescindible en el puesto que ocupa para mantener contentos a gobiernos y empresarios de los que espera recibir inversiones y ensanchar el comercio?, ¿ése es el papel de la Presidencia? El debate sobre el gas para Chile tiene, ciertamente, varias aristas: la primera de ellas, que las reservas peruanas son limitadas para las necesidades internas y ya el gobierno de Toledo nos dejó un compromiso de vender a México, por lo que buscarse otro comprador es amenazar el futuro energético del país; segundo, porque los intereses de varias de las empresas que trabajan en el tema del gas en el Perú (Hunt, Suez-Calidda) tienen inversiones energéticas en Chile e intereses propios en sustituir el flujo de gas que venía de Argentina, por el del Perú, con lo que adicionalmente crean una presión sobre Bolivia, que había planteado que canjearía el gas por salida al mar (Bolivia tiene altos excedentes); finalmente, por el asunto geopolítico, que incluye todos los puntos de controversia fronteriza aún no resueltos con el país del sur y la carrera armamentista en marcha, que genera preocupaciones legítimas en el país.

Frente a esos problemas, la pachotada de García puede calificarse, efectivamente, como de carácter histórico.

Raúl Wiener
Unidad de Investigación


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD