La policía sospecha que fue un crimen pasional

Un notable vuelco dio ayer el caso del consejero regional de Áncash y dirigente de Construcción Civil de Chimbote, Ezequiel Nolasco, e hijo político Roberth Torres Blas (24), víctimas de un atentado criminal, que acabó con la vida del segundo.

Por Diario La Primera | 24 jul 2010 |    
La policía sospecha que fue un crimen pasional
(1) Informes médicos confirman que el blanco fue el hijo político del consejero regional. (2) Ponce fue presentado por la PNP como asesino de Sánchez Milla.
Descartan atentado contra consejero regional y señalan que el crimen tenía como objetivo el hijo.

Más datos

DETALLE

La policía en Trujillo presentó a Oswaldo Ponce Jaramillo, sindicado como el autor del asesinato del ex presidente regional de Áncash José Sánchez Milla. Pruebas dactiloscópicas tomadas del arma de fuego recuperada en el momento de su captura, confirmaron que Ponce Jaramillo fue la persona que perpetro el asesinato el pasado 12 de julio.

Ahora, la policía sospecha que el crimen tuvo naturaleza pasional. Lo que era una especulación de la prensa y la policía en Chimbote sería corroborado en las próximas horas por un equipo policial especial enviado de Lima a Chimbote, dadas las nuevas evidencias encontradas.

Las primeras investigaciones determinaron que el joven Torres Blas mantuvo una relación con una joven vinculada a un ex presidiario, el cual, valiéndose de sus nexos con reos del penal de Cambio Puente, organizó el atentado que finalmente acabó con la vida de Torres Blas.

¿Qué rol jugó Ezequiel Nolasco? Para la policía, Nolasco intentó reaccionar para proteger a su yerno, luego que éste sufriera el único disparo que acabó con su vida.

No era el objetivo
“Un sicario va directamente hacia su objetivo y no falla, es lo que pasó con este joven que recibió un tiro directamente en el maxilar. En cambio, Nolasco recibió tiros para ser alejado no con el fin de matarlo, los tiros sólo le rozaron porque él no era el objetivo. Al que buscaron fue al yerno y no fallaron”, explicó un policía, experto en este tipo de atentados.

Esta versión habría quedado demostrada por una pericia oficial que no se conocía. Los informes médicos oficiales, firmados por la doctora Ivonne Cuadros de Munaylla, indican que Roberth Torres “…sufre agresión por arma de fuego con orificio de entrada a nivel de maxilar inferior con sangrado activo sin orificio de salida...”.

Es decir, y tal como indica el experto consultado, se trató de un tiro preciso contra el objetivo, mientras que en el caso de Nolasco, la pericia médica señala que al llegar al hospital estaba “… lúcido, hidratado, sin dificultad respiratoria”. “En flanco derecho y cuadrante superior derecho presenta 3 orificios de bala de +-1.5 diámetro con sangrado leve”, según el informe médico.

Más adelante, el informe señala “… no lesiones en campos pulmonares, no presencia de proyectil… Paciente estable, aparentemente no existe lesiones penetrantes a cavidad…”. Es decir, se evidencia que no se trató de un ataque contra el consejero regional, tal como él ha sostenido para acusar en reiteradas ocasiones al presidente regional en licencia de Áncash, César Álvarez, como autor intelectual del supuesto atentado contra su vida.

Según la policía, los disparos contra Nolasco fueron accidentales y su estado nunca presentó gravedad tras los mismos. De confirmarse esta versión, el caso daría un vuelco total.

Asilo
Por otro lado, Nolasco reveló que está considerando pedir asilo político, debido a que, según afirma, continúan las amenazas contra él y su familia. “Mi familia está recibiendo mensajes de que me van a rematar y que va a morir cada uno de ellos”, dijo.

Mientras tanto, el presidente regional de Áncash con licencia, César Álvarez, será citado por el fiscal Lorenzo Javier Melgarejo por el atentado contra Nolasco, a fin de que rinda su manifestación, al igual que otros dirigentes de Construcción Civil de Chimbote, para esclarecer los hechos.

Los familiares exigen justicia
Los restos de Roberth Torres Blas, quien falleció en un atentado que sufrió en el domicilio del consejero regional Ezequiel Nolasco Campos, fueron sepultados ayer en el Cementerio Loma de la Paz.

Familiares del hijo del consejero regional exigieron a las autoridades que el crimen no quede impune y que los responsables sean castigados con todo el peso de la ley. En el cortejo fúnebre participaron diversas personas vinculadas a la política así como integrantes del gremio de construcción civil.

Álvarez denunciará a los que lo acusan
Indignado por la acusación del consejero regional Ezequiel Nolasco, quien sufrió un atentado contra su vida y lo acusó de ello, el licenciado presidente regional de Áncash, César Álvarez, anunció que presentará una denuncia penal contra Nolasco por esas imputaciones. Álvarez, quien postula a la reelección, afirmó que el funcionario regional, que además es su compadre, “se la tiene jurada”.

Cuestionó la versión de Nolasco en el sentido que fue baleado durante un ataque y señaló que está dispuesto a someterse a cualquier investigación de las autoridades. Negó que intente ocultar actos de corrupción de su gestión y acusó a algunos de sus rivales de pretender “bajarle la llanta” a su campaña con denuncias en su contra.

El proceso electoral regional se ha tornado tenso luego de la muerte del sustituto de Álvarez, José Sánchez Milla, quien fue acribillado a balazos por un grupo de delincuentes.

Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital
Diario La Primera comparte 119376 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.