La peor ofensa es el olvido de Putis

Para los deudos de las víctimas de la matanza de Putis la peor ofensa es el olvido del gobierno central y hasta de sus autoridades regionales que no los apoyan en la búsqueda de justicia y tampoco en la triste labor de dar sepultura a sus seres queridos, asesinados en diciembre de 1984, hace casi 25 años, a manos de personal del Ejército.

Por Diario La Primera | 13 ago 2009 |    
La peor ofensa es el olvido de Putis
Desde 1984, la impunidad sigue imperando.
Deudos de víctimas de la matanza aún esperan reparaciones y, sobre todo, demandan que el juicio avance.

LA PRIMERA conversó con el alcalde de Putis, Gerardo Fernández, quien indicó que los afectados por el terrorismo aún esperan reparaciones individuales pero, sobre todo, necesitan que el juicio por este caso avance. Han venido a Lima para hacerse escuchar y visitarán a la fiscal de la Nación, Gladys Echaíz, para pedirle que supervise la investigación y denuncia fiscal de esta matanza. Lorenzo Quispe, presidente de la Asociación de Afectados de Putis, añadió que solicitarán al Ministerio de Defensa que entregue a la justicia los nombres de los militares que cumplieron servicio en Putis entre los años 1984 y 1985, información que los mandos castrenses y el Ministerio de Defensa se niegan hasta ahora a suministrar.

El alcalde Fernández informó que el próximo 29 de agosto los deudos enterrarán los restos de 92 de las 123 víctimas de la matanza, en un camposanto habilitado especialmente en un terreno de cuatro hectáreas donado por el concejo municipal del distrito de Rodeo.

Además, en ese lugar los deudos construyen un Parque de la Memoria, para que quienes lo visiten no olviden la violencia que vivió esa zona del país. Quispe señala que ni el gobierno central ni las autoridades regionales de Ayacucho dieron apoyo alguno para la construcción del camposanto. La campaña “Un camposanto para Putis”, patrocinada por la ONG “Paz y Esperanza”, logró reunir 5 mil ladrillos para la construcción de nichos. Un millar de ellos fueron donados por la congresista ayacuchana Elizabeth León. Aún faltan unos 50 mil soles para concluir la obra.

En 1984 se instaló una base militar en Putis (provincia de Huanta, región Ayacucho). En diciembre del mismo año los militares invitaron a los comuneros a vivir nuevamente en Putis bajo su protección, porque los pobladores vivían en los cerros por temor a vivir en el pueblo. Les pidieron que cavaran una fosa, diciéndoles que era para construir una piscigranja y algunas casas luego los mataron y enterraron allÑ Cuando menos 123 personas, entre adultos, mujeres y unos 19 menores de edad. Habrían matado a todos para no dejar testigos.

Marcelo Puelles
Redacción


    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.