La masacre fue cruel

Meses antes de la matanza, los campesinos de Putis habían huido de sus casas para salvarse de los ataques senderistas.

Por Diario La Primera | 29 ago 2009 |    

En 1984, el Ejército instaló una base militar y los efectivos del orden invitaron a los campesinos a regresar a sus casas con la promesa de protegerlos. El 12 de diciembre los campesinos volvieron a sus casas creyendo en la promesa. Sin embargo, el 13 de diciembre, mientras un grupo de soldados violaba a las mujeres, otro grupo obligaba a los varones a cavar lo que les dijeron que sería un criadero de peces. Al final, a todos juntos los acribillaron en esa fosa abierta para su propio asesinato.

La historia de Putis, pese a lo terrible, no se conoció cabalmente sino muchos años después, gracias al trabajo de la Comisión de la Verdad y Reconciliación (CVR), de grupos de derechos humanos, y de organizaciones sociales. La CVR señaló que hay más de 4,000 sitios de entierro clandestino en todo el país.


    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.