La indignación persiste a tres años del terremoto

Los damnificados del terremoto del sur denunciaron que a pesar de todos los ofrecimientos del gobierno siguen viviendo en carpas y esteras, soportando temperaturas extremadamente bajas que afectan la salud de niños y adultos, tal como lo comprobó LA PRIMERA en el poblado de Alto El Molino, en Pisco.

Por Diario La Primera | 10 ago 2010 |    
La indignación persiste a tres años del terremoto
(1) Los damnificados siguen igual que antes por la desidia del gobierno aprista. (2) María Pebes sigue esperando que el gobierno se acuerde de ellos.
Paro general habrá el viernes en Pisco, Chincha e Ica, debido a que la reconstrucción no avanza por falta de apoyo del gobierno.

Por ese motivo, los damnificados anunciaron una jornada de protesta para refrescarle la memoria al gobierno sobre los pocos avances realizados en la reconstrucción del sur, tras el terremoto del 15 de agosto del año 2007.

Durante su recorrido por las zonas afectadas, LA PRIMERA volvió a encontrar, por ejemplo, a María Pebes de Fuentes (54), quien continúa viviendo en medio de la vía pública, en la misma choza hecha de plástico y cartón, donde la entrevistamos hace 3 años. La diferencia es que ahora la acompañan su nuera y sus tres nietos.

“No cuento con título de propiedad, y eso me impide construir o entrar a uno de esos programas de vivienda, o a un préstamo. Sigo viviendo en esta choza porque sólo pude construir los muros de mi antigua casa y gracias al trabajo de mi esposo que nos dio materiales luego de la desgracia, sin embargo, ahí se ha quedado por la falta de dinero y titulación”, comentó María Pebes.

La antigua casa de la señora Pebes es hoy un pequeño terreno lleno de desmonte, resguardado con muros de ladrillo sin techo, sin sistema de agua y desagüe. La misma situación la viven sus vecinos, quienes se quejan de la frialdad del clima, como de la actitud del gobierno.

“Cofopri sólo vino y midió, luego desapareció; Techo Propio me cierra las puertas, y no veo cuándo siquiera voy a poder techar mis muros. Dicen que ha habido ayuda, pero yo no la he visto hasta ahora”, indicó Pebes.

En Alto El Molino
En la zona arqueológica de Alto El Molino, donde se reubicó a unos 1,500 damnificados, la situación no ha cambiado. A la falta de titulación, y por ende al acceso a Techo Propio y Mivivienda, se ha sumado el temor de ser desalojados, ya que a pesar de que el Ejecutivo promulgó en agosto de 2009 una ley de expropiación, existe el riesgo de que no pueda concretarse ante la negativa de algunas familias que compraron parte de los terrenos.

Lo único que se ha hecho es empadronar a las familias quienes se han organizado en comités vecinales. Tampoco se ha culminado con la expropiación de un terreno donde se edificarán las viviendas.

Epifanio Paniagua Carhuas (45), poblador del fundo de Alto El Molino, narró que hasta el momento siguen esperando la promesa de construcción de viviendas y que proceda el trámite de la expropiación, que a su vez impide la titulación de los lotes. Al preguntársele por qué no ha cambiado su choza de esteras por una casa de material noble, Epifanio respondió que Techo Propio ofreció algunos créditos que se han visto frenados por la falta de títulos y el saneamiento del terreno, mientras que su titulación sigue en un interminable proceso en Cofopri.

Otra pobladora, María Morón Delgado (46), manifestó encontrarse en la misma situación, sin título de propiedad y viviendo en esteras, mientras ve como los pequeños se enferman de los bronquios, por lo que demandó una posta médica para no tener que ir hasta el centro de Pisco y que el ministro de Vivienda, Juan Sarmiento visite la zona.

“Nos falta la lotización, la puesta de veredas, agua y desagüe, no sabemos por qué están demorando nuestros títulos, ya vamos para un tercer año de espera. Queremos que el gobierno se ponga una mano en el corazón y vean que Pisco sólo ha cambiado en la parte de adelante, pero que el nuevo ministro entre más adentro y vea dónde estamos los que más necesitamos apoyo”, indicó.

Por su parte, Paolo Moquillaza (65) poblador de la manzana H1 de Alto El Molino, contó que hasta ahora el alcalde de Pisco, Juan Mendoza, sigue prometiendo el certificado de expropiación cuando los dueños continúan negándose a vender el terreno del fundo. “No tenemos nada, a pesar que salió una ley de la expropiación y fuimos en dos ómnibus llenos hasta Palacio. Nos sentimos estafados porque el alcalde no le ha pagado a los dueños de las tierras y seguimos esperando el certificado de expropiación para que nos den una constancia de posesión y así poder obtener la titulación”, aseveró.

Otros pobladores de Alto El Molino, expresaron que lo que más les ha marcado, no es el castigo de la naturaleza, sino la indiferencia del gobierno. En las obras públicas, comentaron, se ha visto mucha irregularidad pues las empresas que ejecutan la infraestructura son constituidas en el momento para ganar dinero; sin embargo realizan mal las obras, como en el caso de la parte nueva de la vía Fermín Tangüis que se está hundiendo en menos de dos años.

“Techo Propio”
Los congresistas de Ica, Rafael Yamashiro, Isaac Serna y Edgar Núñez, coincidieron en la necesidad de que los programas Techo Propio y Mivivienda ayuden a reconstruir las viviendas de unas 40 mil familias damnificadas por el terremoto de Ica, que viven en esteras y carpas, soportando el frío que llega a 3.6º en toda la región.

La paciencia se agota en Ica
Después de esperar en vano tres años, los pobladores de las provincias de Chincha, Pisco e Ica anunciaron que saldrán a las calles el próximo viernes 13 para protestar por los pocos avances registrados en la reconstrucción del sur, tras el terremoto del 15 de agosto de 2007.

En tanto, la Coordinadora de Lucha Provincial de Pisco exigió al gobierno central la reconstrucción de 40 mil viviendas ya que a pesar del tiempo transcurrido siguen viviendo en condiciones sumamente precarias.

El representante del Frente de Defensa y Desarrollo de los Pueblos Jóvenes y Urbanizaciones Populares de Ica (FREDEPJUP), Karim Janampa Jaico reclamó la modificación de las normas a fin de que se permita destinar el 50% del presupuesto regional de Ica para atender la necesidades de los damnificados”.

Vanessa Ramos
Redactora

    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119376 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.