La importancia de Vanessa Araníbar

Vanessa Araníbar estuvo junto a los oficiales de la Dirandro, al mando del comandante Raúl del Castillo, al momento de la detención de Gianotti. También participó en la incautación y visualización de los USB, CPU y otros equipos de la ejecutiva.

Por Diario La Primera | 29 ago 2010 |    

Una de las primeras irregularidades de Araníbar fue que el 8 de enero de 2009, día de la incautación, no supervisó lo que le incautaba y, además, permitió a los oficiales de la Dirandro visualizar los dispositivos electrónicos. Todas las informaciones reunidas hasta el momento indican que ese día se borraron los contenidos de los 2 USB Memorex de Gianotti. Ese día, la fiscal tampoco se preocupó por señalar en las actas correspondientes qué material fue lacrado y qué material pasó suelto y sin lacrar a la sede de la Dirandro.

El 13 de enero de 2009, Araníbar sólo se preocupó para que se visualizaran los dos USB Boston Technologies de Gianotti y se les registrara con el programa Encasse Forense y con los códigos de seguridad llamados hash, que permite saber si se cambia su información.

Sin embargo, ese día en ningún momento exigió hacer lo mismo con los 2 USB Memorex, en los que estaban las declaraciones de Del Castillo y de Garrido-Lecca. Si se hubiera hecho eso, se hubiera descubierto entonces que el contenido de esos aparatos había sido borrado.

Otra irregularidad de la fiscal es que el 23 de enero de 2009 permitió que los USB Boston Technologies fueran entregados por la Dirandro a la Fiscalía en una bolsa negra de cartón, cuando los mismos habían sido dejados lacrados en la sede de la policía.

    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119376 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.