La farsa montada por Alberto Fujimori le estaría pasando la factura a Keiko

La lideresa del fujimorismo Keiko Fujimori quiere llevar nuevos aires para desmarcarse del fujimorismo de antaño que está ligado a la corrupción y la violación de los derechos humanos, pero encuentra férrea resistencia en los incondicionales al exdictador Alberto Fujimori, entre ellos su hermano Kenji, según manifestaron especialistas consultados por LA PRMERA.

| 25 octubre 2013 08:10 AM | Política | 5.5k Lecturas
La farsa montada por Alberto Fujimori le estaría pasando la factura a Keiko
La farsa montada por Alberto Fujimori le estaría pasando la factura a Keiko
Seguidores de Keiko quieren desmarcarse del viejo estilo del fujimorismo. Cuestionan presencia de abogado montesinista y evalúan inhabilitación de Gar
5553

Esta división se hizo más notoria con la presencia del abogado William Castillo como abogado del exdictador, que ha provocado más de un dolor de cabeza en los seguidores de Keiko pues representa un acercamiento a Vladimiro Montesinos; y con el tratamiento que se dará en la Megacomisión al expresidente García.

MÁS POSIBILIDADES

El analista Sinesio López considera que el grado de autonomía que puede tener Keiko en torno al pasado de Fujimori está generando fisuras. “Piensan que hay que tomar distancias de Fujimori que está quemado en la clase media, consideran que mientras más se desmarcan del exdictador pueden tener más posibilidades electorales”.

Aseguró que desde la campaña anterior, Keiko empezó a tomar distancia “porque juzgaba que representa un fujimorismo fuera de la corrupción y de la violación de derechos humanos. Quieren hacer un deslinde y hay encontrones”.

Dijo que otro tema que ha generado desencuentros es la presencia del abogado William Castillo que fue escogido por iniciativa de Fujimori, decisión que lo ha distanciado de la familia misma al menos durante los procesos judiciales.

Durante el juicio oral en que Fujimori apareció desaliñado y despeinado, ni Keiko ni Kenji se acercaron al abogado William Castillo. Ambos se limitaron a observar de lejos y cuando acabó la diligencia cada uno se fue por separado y en todo momento evitaron al defensor de su padre.

Parece ser que Montesinos estaría entrando a través del nuevo abogado. Todo indica que los hijos no comparten esta decisión porque está dando la impresión que se vuelve a las épocas del pasado”, refirió Sinesio López.

Advirtió que el otro punto de ruptura tiene que ver con el cambio “de un Pedro Spadaro que es más suave por un Héctor Becerril que es duro con el aprismo”.

Para el analista se trata de un cambio hecho por Keiko que quiere mostrarse más dura con Alan García en la Megacomisión que investiga los narcoindultos.

QUIERE ESPACIO

“Actualmente el candidato de la derecha es García y Keiko quiere ese espacio y, si a través de la Megacomisión puede dejarlo fuera de carrera, lo hará”, aseveró.

Santiago Pedraglio, por su parte, dijo que la posición fujimorista en la Megacomisión es favorable a investigar a García y las diferencias pueden darse en la presentación al viejo estilo que hizo Fujimori durante el juicio oral.

“La gran interrogante es saber si se ha recompuesto la relación entre Fujimori y Montesinos, si eso fuera así no creo que todo el fujimorismo esté de acuerdo”, comentó.

El exministro y excongresista Ántero Flores Aráoz dijo que puede haber un distanciamiento temporal entre los hermanos Fujimori (Keiko y Kenji) pero al final la sangre llama y terminarán apuntando en la misma dirección.

Consideró que Keiko puede tener nuevas ideas pero no podrá desligarse nunca del apellido Fujimori. “Si no fuera hija de Fujimori no sería candidata a ningún cargo. El apellido tiene su activo y su pasivo, no se puede desprender y hasta ahora más le ha dado que quitado. Si fuera Higuchi no hubiera llegado a la segunda vuelta. Pueden tener discrepancias pero irán juntos”, afirmó.

DISCREPANCIAS

A su turno el congresista Yonhy Lescano opinó que existen discrepancias entre los fujimoristas que entraron con Alberto Fujimori, como Martha Chávez y Luz Salgado, y los personajes que han llegado al fujimorismo de otros sectores.

“Gente que no necesariamente es del fujimorismo, estando dentro de ese partido, tiene discrepancias con el viejo fujimorismo”, afirmó.

Dijo que ese partido es de corte dictatorial y todos tendrán que alinearse con Keiko, que es la operadora de Fujimori.

“Hemos visto cómo el expresidente grita en la clínica, es un tipo impositivo. Fujimori establece las pautas para que todos puedan alinearse, es el modus operandi del fujimorismo. Es un clan político, donde se cumplen las órdenes sin dudas ni murmuraciones”, indicó.

Henry Cotos


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | | |


La Primera Digital

La Primera Digital

La Primera Digital

Colaborador 9324 La Primera Digital

Deje un comentario

Espere...