La economía nacional de mercado

Los defensores del modelo neoliberal se jactan de que no existe ninguna propuesta económica alternativa. Que sus críticos no tienen fundamento o defienden el populismo sino el estatismo en la economía. En fin, que ellos y sólo ellos tienen la razón. En realidad, tratan de ocultar que es un modelo impuesto -en la época de la globalización- por las grandes potencias económicas a los países no industrializados. Más precisamente, impuesto por los gigantes conglomerados transnacionales a los países que cuentan con ingentes recursos naturales, mano de obra barata y un Estado débil y corrupto. Donde los grupos de poder doméstico consideran que el patriotismo es cosa del pasado y sienten urticaria cuando escuchan hablar de soberanía y del estado-nación.

Por Diario La Primera | 11 ago 2008 |    

Sin embargo, existe otro camino para conseguir nuestro verdadero desarrollo. Otra forma de integrarnos al mundo globalizado, que ponga por delante los intereses del país, del empresariado nacional, de las grandes mayorías y de las regiones del interior. Siendo bienvenidas las inversiones extranjeras, que concilien su tasa de ganancia con las modalidades y sectores prioritarios definidos en un verdadero Plan de Desarrollo del país. Que promueva la creación de los mercados internos buscando incorporar a quienes viven de la economía de subsistencia, dejando de lado las dádivas y aprovechando las ventajas de la competitividad y el mejor uso de las potencialidades económicas que ofrecen las regiones. Que favorezca el crecimiento pero con equidad, y que se asegure la gobernabilidad del país en el largo plazo construyendo un gran consenso nacional y no, como se quiere ahora, en base a la represión policial.

En suma, se trata de construir un modelo de economía -de mercado, sí-, integrada al mundo globalizado, también, pero que tenga un sentido solidario y dinámica nacional. Para lo que se requiere un Estado fuerte, no necesariamente grande, promotor y garante de las inversiones, pero defensor de los derechos de los trabajadores. Que sea respetado por todos, es decir, también por las grandes empresas transnacionales y sus operadores internos.


    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.