La carta impertinente

Nuevas revelaciones en el caso de desvío de barcos de transporte de gas natural hacia puertos no declarados, estafando al país con menor pago de regalías. Consorcio habría presionado a Perupetro para que retirara la primera carta.

| 26 junio 2012 12:06 AM | Política | 3.7k Lecturas
La carta impertinente
El pago de regalías ahora está en conciliación.
PLUSPETROL PRESIONÓ A PERUPETRO CON LOTE 88 CUANDO SE LE EXIGIÓ PAGAR REGALÍAS

Más datos

GRAVEDAD

La sola hipótesis de que los contratistas se hayan valido de sus compromisos con el gobierno para un tema diferente (reservas del Lote 88) para cambiar la actitud de cobranza de la supervisora estatal, es de suma gravedad, y exige que se muestren las actas de lo tratado en la reunión que se dice que se produjo entre el Consorcio y Perupetro y en donde se acuerda pasar a conciliación. Se deben conocer los argumentos de las partes para eliminar cualquier suspicacia. Es lo que exige la transparencia y el camino que franquea la ley.
3732

El día en que la gerente general (e) de Perupetro, Isabel Tafur, suscribió su segunda carta dirigida al Consorcio Camisea, dejando sin efecto la que había enviado cuatro días antes conminando al pago de las regalías adeudadas por el cambio no declarado de los destinos de algunos embarques de gas natural, había llegado a su despacho otra carta bajo el membrete de Pluspetrol, cabeza del Consorcio del gas en la que se refería a la modificación del contrato del Lote 88, ya anunciada por el presidente Humala, y que según la misiva tendría que esperar todavía mucho tiempo por la serie de consultas que tenía que hacerse entre los socios. O sea, que el anuncio presidencial, producto de un acuerdo previo con el Consorcio, corría el riesgo de ser desairado.

Es difícil no tomar esta carta como un elemento de presión, dado que a los hechos que se refiere y a la carta que responde, son de comienzos de abril, pero la respuesta es del 8 de mayo, la misma fecha en que Perupetro reconoce haberse reunido con delegados del Consorcio, de donde derivó el acuerdo de trasladar el caso de las regalías no pagadas al Comité Técnico de Conciliación, como si los funcionarios estatales dudaran de su propia afirmación de que estábamos ante un incumplimiento y que en esas situaciones no hay nada que discutir ni conciliar, sino simplemente cumplir lo que se ha dejado de cumplir.

PRIMICIA
De la misma forma como fuimos el único medio que sacó a luz el entredicho que se estaba produciendo entre la agencia peruana supervisora de los contratos y los contratistas (mostrando las cartas de Perupetro, la que demanda el cumplimiento del contrato y la que retira la exigencia de pago) y dimos seguimiento al tema; ahora estamos en condiciones de mostrarle a todo el país la impertinente misiva suscrita por Germán Jiménez Vega, gerente general de Pluspetrol, en la que se dice entre líneas que si quieren cobrarnos lo que no queremos pagar, entonces podemos demorar la firma de lo que ustedes quieren que firme sobre el Lote 88.

El 8 de mayo de 2012, el gerente Germán Jiménez, envía formalmente una carta de respuesta a una comunicación del 2 de abril, en la que Perupetro solicitaba al Consorcio que se proceda a discutir con ellos la modificación del contrato de explotación del Lote 88, de acuerdo a las propuestas alcanzadas por los propios contratistas de sustitución de las reservas embargadas del Lote 88, por otras nuevas aportadas por ellas. Este fue el tenor del discurso del presidente del 3 de abril en el campamento Las Malvinas, en el corazón del proyecto Camisea; y el único tema que se trata en el Decreto Supremo 008-2012-EM, denominado de “modificación del Contrato de Licencia del Lote 88”, en el que están consignados parte del texto de compromiso de las empresas explotadoras del gas natural con el gobierno del Perú.

LO QUE LE DICE
Pero lo que dice Jiménez a la gerente general encargada de Perupetro, Isabel Tafur, en su carta después de dos meses de la proclamación de la “recuperación”, es lo siguiente: “Respecto del contenido de su carta CGRL-022-2012, manifestamos que los licenciatarios del Lote 88, estarán en posibilidad de realizar la modificación del Contrato de Licencia Lote 88, sujeto a y después de que todos los actores involucrados negocien y celebren las necesarias modificaciones a los contratos de venta de gas que los vinculan con Perú LNG SRL (también firmante de dicha comunicación) y los acuerdos que establezcan el compromiso de dedicación de reservas y provisión de gas natural del Lote 57, con Repsol Exploración del Perú, Sucursal del Perú, en su calidad de cotitular y operador de la licencia de dicho lote”.

O sea, Pluspetrol y sus socios (Hunt Oil, Repsol, SK Innovation, Sonatrach, Tecpetrol), hace dos meses “(hacían) saber su decisión de sustituir el compromiso de reserva del Lote 88 para la exportación… por un volumen igual procedente de otros lotes…”, que es lo que dice el DS 008-2012; pero luego cuando son conminados a pagar regalías que estaban dejando de pagar violando el contrato, la “decisión de sustituir” se vuelve “posibilidad de realizar la modificación del Contrato”, que para hacerse realidad deberá pasar por “todos los actores involucrados negocien y celebren modificaciones a los contratos de venta de gas que los vinculan con Perú LNG”. Pero ocurre que Perú LNG es prácticamente el mismo del Consorcio Camisea del Lote 88 y del Consorcio del Lote 56. Es decir nos vamos a consultar uno a uno y negociar entre todos “la posibilidad”, después que ya todos se habían comprometido a resolver el tema de los 2.5 TCF del Lote 88, hasta ahora inmovilizados, por reservas nuevas, lo que quiere decir que de repente alguien no está de acuerdo o nos tomamos nuestro tiempo.

Pero, ¡milagro!, el mismo día en que llega la carta de Jiménez advirtiendo lo dudoso que se está volviendo lo del Lote 88, que podría demorarse todo el tiempo del mundo, la misma gerente de Perupetro retira su carta exigiendo pagos con plazo perentorio y las relaciones entre el Consorcio se apaciguan. Así, el último viernes (23 de junio) ya se hizo oficial que Pluspetrol acepta a nombre de todos sus socios sentarse con Perupetro a ver las modificaciones del contrato, mientras ya está claro que el camino que seguirá la resolución del problema del incumplimiento de contrato será complicado y en última instancia irá a un arbitraje internacional, pudiendo demorar varios años en perjuicio del país y de la región Cusco que recibe parte de las regalías.


Raúl Wiener
Unidad de Investigación


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

Deje un comentario

Loading...