Juez bate récord de prevaricato

Desacato abierto al mandato de la Corte Suprema. Dos resoluciones opuestas, con el mismo número y la misma fecha, sobre el mismo tema. La aceptación extemporánea de recurso de apelación del demandante por la primera resolución, cuando ya estaba notificada la segunda que le daba la razón. Vergonzosas cartas del despacho judicial, en las que los secretarios quieren explicar el despelote echándose la culpa entre sÑ ¿El poder judicial está loco, loco, loco? O aquí pasan cosas peores.

Por Diario La Primera | 08 set 2008 |    
Juez bate récord de prevaricato
(1) Facsímiles. Las dos resoluciones contradictorias llevan el número doce y están fechadas el 6 de agosto. (2) LAP sigue engañando al país.
En demanda de nulidad de concesión del aeropuerto Jorge Chávez, juez del Callao le sacó la vuelta a Suprema, al demandante y a la lógica jurídica más elementa

Cuando se trata de Lima Airport Partners (LAP), se puede esperar cualquier cosa, hasta las más retorcidas. Y lo que acaba de hacer en sólo un mes, el juez Hugo Garrido Cabrera, del Tercer Juzgado Civil del Callao, es efectivamente un récord de violaciones del derecho. Vayamos por partes:

En el mes de julio, la Corte Suprema, con voto dividido y muy peleado, estableció que debía darse curso a la demanda planteada por la empresa de la Asociación de Artesanos para la nulidad del contrato de concesión del aeropuerto, por múltiples irregularidades jurídicas y por haber afectado el derecho de terceros, entre ellos los de las tiendas que mantenían contratos de exhibición y venta al momento de la concesión,

Trasladado el caso al despacho del Juez Garrido Cabrera, se emitió con fecha 6 de agosto de 2008, una resolución con el número doce, que rechaza la demanda y la envía al archivo, desacatando abiertamente a la Suprema, e insistiendo en el argumento de que no se había acreditado de qué forma el contrato de concesión podía haber afectado al demandante. Este documento es notificado el 5 de septiembre y denunciado en LA PRIMERA como un acto prevaricador.

Para sorpresa de todo el mundo, sin embargo, el 27 de agosto, se hace llegar a las partes otra resolución judicial, que también lleva el numeral doce y señala haber sido emitida igualmente el 6 de agosto (¡!), en la que se sustenta que “efectuada la calificación de la demanda se tiene que la misma no se encuentra incursa dentro de los causales de inadmisibilidad e improcedencia…” a partir de lo cual se resuelve admitir la demanda de nulidad de acto jurídico…”. Es decir que el mismo juez que mandó el caso al archivo firma la admisión de la demanda. Segunda prevaricación.

Insólitamente el juez Garrido que está al tanto del enredo jurídico creado por él mismo, pretende ignorar que hay dos resoluciones sobre la misma demanda, y contesta con fecha 28 de agosto con una nueva resolución (Nº 15) aceptando la apelación que había hecho CEXPORT cuando sólo se conocía el fallo en su contra. Un verdadero escándalo en el que el debido proceso ha sido atropellado cuatro veces.

Raúl Wiener
Unidad de Investigación.


Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital
Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.