Jueces favorecen a familia de Abimael

Ministerio de Agricultura defiende a campesinos perjudicados. Sentencia casatoria del 2005 dispone la devolución del fundo ‘Iribamba’, en Ayacucho, a sus propietarios, que resulta, son herederos de la fallecida Augusta La Torre, “Norah”, esposa del máximo líder de Sendero Luminoso.

| 12 marzo 2012 12:03 AM | Política | 4.4k Lecturas
Jueces favorecen a familia de Abimael
Eduardo Garibotto, secretario general del ministerio de Agricultura.

Más datos

EL FUNDO ‘IRIBAMBA’

El fundo ‘Iribamba’ se encuentra en el distrito de Luricocha, provincia de Huanta, y hace 42 años perteneció a una de las familias más ricas de Ayacucho, los La Torre. En 1968, el general Luis Velasco Alvarado expropió dicha propiedad al hacendado y exdirigente comunista Carlos La Torre Cárdenas, quien era padre de la esposa de Abimael Guzmán.
4481

El secretario general del ninisterio de Agricultura, Eduardo Garibotto, anunció que está evaluando presentar una denuncia por prevaricato a cuatro vocales del Poder Judicial, que dispusieron el desalojo de campesinos y la devolución del fundo ‘Iribamba’, en Ayacucho, a sus propietarios, quienes son herederos de la fallecida Augusta La Torre, “Norah”, esposa de Abimael Guzmán.

El funcionario explicó que el 2005 los vocales de apellidos Vásquez Córtez, Loza Zea, Egúsquiza Roca y Gazzolo Villata, basaron su sentencia, favorable a la familia política de Abimael Guzmán, en que el fundo fue expropiado durante la Reforma Agraria para planes de desarrollo estatal agrícola y no solo para su distribución entre campesinos.

“Sin embargo, los otros vocales discordantes Cabala Rossand, Walde Jáuregui y Zubiate Reyna, indicaron que la expropiación fue legítima, porque la Reforma Agraria también adjudicaba predios por igual a comuneros y a centros de desarrollo agrícola”, indicó Gariboto.

El secretario del ministerio de Agricultura dijo que primero, evaluará si hubo delito de prevaricato de parte de los vocales. “Vamos a confirmar si la ley de Reforma Agraria favorecía por igual a los campesinos y a las empresas agrícolas de propiedad social”, dijo.

“Si se comprueba que la ley de la Reforma Agraria tomaba en cuenta ambos aspectos, la sentencia casatoria se habría basado en una parte de la ley de la Reforma Agraria dirigida a favorecer a empresas agrícolas y habría ignorado el derecho de los campesinos a obtener tierras”, dijo.

Garibotto indicó que en ese caso los vocales habrían cometido prevaricato al dictar esta sentencia que favorece a la familia política de Abimael Guzmán, “porque habrían tomado en cuenta un extremo de la ley de la Reforma Agraria y han ignorado el otro extremo”, remarcó.

Sostuvo que los vocales habrían tomado como causal básica un aspecto de la ley de la Reforma Agraria al indicar que 201 hectáreas del fundo ‘Iribamba’ fueron adjudicados a un centro de desarrollo agrícola sin tomar en cuenta que otras 143 hectáreas fueron otorgadas a 20 campesinos.

“Otro tema es investigar cómo es posible que aplicaron una ley de manera retroactiva. Aplicar la Ley General de Expropiación de 1995 a los hechos que se retrotraen al año 1975, estaría transgrediendo al artículo 103 de la Constitución que dice claramente que solo hay retroactividad en materia penal, cuando favorece al reo”, indicó.

Garibotto dijo que los campesinos de ‘Iribamba’ sufrieron los ataques del terrorismo durante los 80 y ahora temen perder sus tierras por orden del Poder Judicial. “Quizá nosotros podríamos apoyar a los comuneros en brindarles toda la información que necesiten, para que puedan interponer una acción para evitar el desalojo”, dijo.

Eleonora Mendoza, una de los campesinas, contó que tenía cinco años, cuando los senderistas llegaron a su pueblo y asesinaron a su padre, hermanos, tíos, primos y familiares porque se negaron a unirse a las columnas terroristas.

Sus demás parientes escaparon a Lima, pero ella no pudo y desde los 15 años sostuvo a su familia trabajando en su chacra en ‘Iribamba’. “Yo mantengo a mis hijos con el trabajo de esta chacra y no voy a devolverla, así me maten”, dijo.

A su vez, Alejandrina Gálvez comentó que cuando tenía 10 años sus hermanos fueron asesinados por unos senderistas luego de acusarlos de “soplones” y desde entonces se enroló en las rondas campesinas. “Los senderistas quemaron mi casa y mataron a mis dos hermanos”, señaló .

CAMPESINOS EN PIE DE LUCHA
Esteban Quispe, otro morador, contó que los pobladores de ‘Iribamba’ se han organizado para defender las tierras que ocupan. “Que vengan esos señores La Torre. Nosotros vamos a defender nuestras tierras, porque ellos han sido terroristas”, dijo.

Quispe recordó que el 15 de mayo de 1994 desfiló ante las autoridades, en Huanta, con su fusil por haber combatido a Sendero Luminoso. En esa ceremonia, recibió como premio un título de propiedad de tres hectáreas del fundo ‘Iribamba’, que según el Poder Judicial ahora no tiene validez.

“El ministerio de Agricultura nos dio los títulos de propiedad de estas tierras por combatir a Sendero Luminoso. Nosotros vivimos de nuestra chacra, mis hijos están estudiando de lo que produce”, dijo.

BONITA FAMILIA
Los herederos de Augusta La Torre reclaman más de 300 hectáreas del fundo ‘Iribamba’. El juicio de devolución del fundo fue ganado el 2005 por Pilar Rincón La Torre, en representación del fallecido Luis La Torre Cárdenas y Marina La Torre, tíos de la esposa de Abimael Guzmán.

Alfredo Crespo, el mismo abogado de Abimael Guzmán, dijo que el proceso ya terminó. “Según una sentencia, esa propiedad revierte a la familia de Carlos La Torre Cárdenas y su esposa Delia Carrasco Galdós, quienes dejaron el Perú a comienzos de los 80, cuando Sendero Luminoso inició su lucha armada.

La familia La Torre radica en Suecia y está conformada por 40 miembros que tienen una cuenta familiar en la red social Facebook. Delia Carrasco, la mamá de Augusta La Torre, todavía vive y aparece en una foto con un nieto con el nombre de Abimael.


Llamil Vásquez
Redacción


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | | | | | | | | | | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD