Jalón de orejas por un golpe de timón

El paro nacional de ayer, categórico en todas las regiones del país que en forma masiva se volcaron a las calles y las marchas en Lima, obligaron al presidente García, contrariamente a su estilo prepotente, a admitir el descontento popular –consecuencia de sus promesas incumplidas y del creciente alza del costo de vida–, aunque se resistió a los cambios que el país reclama.

Por Diario La Primera | 10 jul 2008 |    
Jalón de orejas por un golpe de timón
El pueblo alzó su voz contra el presidente García. El mitin en la Plaza 2 de Mayo fue multitudinario.
“Hay oro, hay plata, hay cobre, pero el pueblo sigue pobre”, fue el grito que sacudió a la Plaza 2 de Mayo, en multitudinario mitin.

Más datos

LO QUE SE VIENE

Huamán respondió al presidente García diciéndole que después del 9 no viene el 10, sino el 4 de noviembre, fecha en la que se instalará la Asamblea Nacional de los Pueblos para “impulsar cambios” sociales. “Vamos a conformar el 4 de noviembre la Asamblea Nacional de los Pueblos, coincidiendo con la gesta histórica de Túpac Amaru, que dio el primer grito de la libertad en América Latina”, manifestó Huamán.

Millones de ciudadanos no asistieron ayer a sus centros de laborales y salieron a las calles a exigirle al presidente García que cambie el rumbo de su gestión y que la bonanza del país se reparta de manera equitativa. “Exigimos equidad”, fue una arenga constante en el primer paro durante la gestión de García. “Hay oro, hay plata, hay cobre, pero el pueblo sigue pobre”, arengó el pueblo. “Escucha, García, mi olla está vacía”, gritaron las madres de los comedores populares.

Lleno total
La Plaza 2 de Mayo fue el punto central de la protesta en Lima. Maestros de colegios estatales, empleados del sector Salud, médicos, docentes y estudiantes universitarios, jubilados, madres de comedores populares, campesinos, trabajadores portuarios, petroleros, obreros de construcción civil, transportistas, obreros municipales, fonavistas, llegaron desde todos los distritos, desde todos los rincones y poco a poco empezaron a llenar la plaza desde las diez de la mañana y la llenaron a la una de la tarde.

A una sola voz exigieron al Presidente el cambio del modelo económico neoliberal y el cumplimiento de sus ofrecimientos electorales. “Queremos que este gobierno resuelva los problemas de todos los peruanos y no sólo los de sus amigos, señor Presidente. Estamos aquí, porque sabemos que las cosas pueden mejorar”, dijo un veterano albañil. La Plaza 2 de Mayo fue así el punto de la indignación ante un gobierno que para los manifestantes es sordo y ciego.

La olla está vacía
Frente a la multitud, Mario Huamán, secretario general de la CGTP, dijo que la causa principal de las protestas en las calles es el incumplimiento de las promesas electorales de García y sus medidas entreguistas y represivas, que atentan contra el pueblo.

“El pueblo ya no le cree, señor García. Hay hambre, pobreza y miseria en el país. También hambre de justicia y cambios, porque este gobierno se ha convertido en el de los ricos y las transnacionales. El Presidente ha traicionado a su partido y a sus compromisos y al país”, enfatizó, al tiempo de reclamar que cese la soberbia gubernamental y ceda el paso a la autocrítica.

“Pedimos un cambio de rumbo en las políticas económicas y sociales. Aumentos de sueldos y pensiones para compensar el alza del costo de vida, la derogación de decretos que perjudican a las comunidades campesinas y nativas y otros decretos privatizadores, así como la vigencia de los derechos de los trabajadores y la derogatoria de un decreto que los recorta”.

Sanmarquinos y comedores
Algunos se concentraron en la Ciudad Universitaria, otros fueron directamente a la Plaza 2 de Mayo. Muchos estudiantes sanmarquinos apoyaron la plataforma de lucha del paro nacional y reclamaron otras exigencias. “Pedimos un mayor presupuesto para la educación pública, en lugar de querer privatizarla”, dijeron varios de ellos.

La Asociación de Comedores Populares también estuvo en la jornada, demandando mayor presupuesto para alimentar a las miles de familias pobres del país. Se sumaron también al reclamo general contra las alzas excesivas de precios de los alimentos. “Las ollas están vacías, por eso las madres nos vemos obligadas a salir a las calles”, acusó Relinda Sosa, presidenta del gremio que alberga a más de cuatro mil comedores.

Comuneros
Miguel Palacín, presidente de la Coordinadora Nacional de Comunidades Indígenas, recalcó que los pueblos andinos y el campesinado se levantan en protesta por los arbitrarios Decretos Legislativos 1015, 1020 y 1064 que buscan arrebatarles sus tierras. Agregó que el 9 de agosto se realizará una consulta a los pueblos andinos para decidir el inicio de una huelga indefinida.

Los voceros del gobierno trataron de minimizar el paro desde las primeras horas de la mañana. La ministra de Transportes y Comunicaciones, Verónica Zavala, por ejemplo, sostuvo que en los puertos todo estaba normal y que en el interior del país los transportistas no habían parado. Sin embargo, la realidad era otra, los trabajadores fueron amedrentados y la Marina de Guerra tomó todos los puertos desde un día antes del paro.

La 2 de Mayo se llenó de dignidad
Desde Canto Grande, por las avenidas Próceres de la Independencia y Gran Chimú; desde Comas, por la Túpac Amaru; desde Chosica, Chaclacayo, Huaycán, Santa Anita, por la Carretera Central; desde Villa El Salvador y Villa María, por la avenida Aviación; por diversas rutas, el pueblo se juntó finalmente en la Plaza 2 de Mayo. El paro se sintió en los conos y su gente se hizo oír en la plaza.

El Terminal Pesquero de Villa María del Triunfo parecía un mercado fantasma. Las puertas cerradas, las luces apagadas y en el techo un perro 'dóberman' miraba sin cesar a los miles de manifestantes que marchaban por la avenida Pachacútec. En todo el Cono Sur de Lima, los mercados amanecieron cerrados, los colegios sin maestros ni alumnos. El panorama fue el mismo en Comas y Canto Grande.

La Comunidad Autogestionaria de Huaycán, en Ate, amaneció en silencio. El transporte público fue escaso y las pocas unidades que circularon en la mañana sólo lo hicieron hasta la entrada a Huachipa. El Mercado Central de Huaycán paró, así como sus colegios.


    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.