Insólita reacción de Chile en Corte de La Haya

Chile endureció los términos de sus alegatos, con virtuales advertencias a la Corte Internacional de Justicia de La Haya que parecieron presiones para que el Tribunal le dé la razón, frente a los firmes argumentos del Perú.

| 15 diciembre 2012 12:12 AM | Política | 962 Lecturas
Chile agotó alegatos en litigio de La Haya
962

“Las consecuencias de cambiar una frontera marítima, que tiene más de 50 años, serían muy graves. El paralelo del Hito 1 constituye una frontera marítima que está en funcionamiento, que es estable, que es clara y que es pacífica”, subrayó el agente chileno Alberto van Klaveren al término de las exposiciones orales de los abogados de su país.

Van Klaveren indicó que la población de Arica e Iquique se verían “considerablemente afectadas” de perturbarse esta “frontera marítima estable”.

En ese contexto, Van Klaveren demandó al Tribunal que “declare improcedentes las alegaciones del Perú en su totalidad”, al insistir en que la frontera marítima entre ambos países “está delimitada”.

Tras instar a la Corte a declarar que “dichas zonas marítimas están delimitadas por la frontera que sigue el paralelo de latitud que pasa por el Hito 1”, el representante chileno asimismo señaló que “Perú no tiene derecho de soberanía sobre ninguna zona al sur de dicho paralelo”.

CANCILLER
“Chile espera que se reafirme la estabilidad de la frontera marítima y puedan seguir profundizándose las relaciones con el Perú”, sentenció. En el mismo tenor se pronunció el canciller de Chile, Alberto Moreno, al indicar que “la Corte no tiene que hacer ninguna nueva delimitación porque ésta fue acordada por los dos países hace 60 años, que está, además, plenamente vigente”.

“Lo primero es que lo que estamos discutiendo es el mar de todos, es el mar de Chile, de todos los chilenos”, advirtió al tiempo de hacer un llamado a enfrentar “con unidad” la próxima fase judicial, a la espera del fallo definitivo.

Ayer Chile culminó con sus exposiciones orales sin poder probar la existencia de un Tratado de Límites Marítimos con el Perú. La postura sureña, a través de sus diferentes litigantes, se basó en intentar demostrar que la Declaración de Santiago de 1952 “es la afirmación de un nuevo derecho internacional en desarrollo de la época, y que no podía ser tomada de forma aislada”.

David Colson se refirió al mecanismo de medición de la frontera de 200 millas, al indicar que el Perú no había podido establecerla por el método del Arco del Círculo.

Asimismo, rechazó la tesis de la soberanía marítima sobre el triángulo exterior fuera de las 200 millas marinas de jurisdicción chilena.

PREGUNTA SIN RESPUESTA
Luigi Condorelli se empeñó en destacar el reconocimiento del Perú de que la Declaración de Santiago es un tratado, tal como lo habría hecho en su última exposición oral, el coordinador jurídico de la parte peruana, Alain Pellet, quien también señaló que no es un tratado de límites, sino la expresión de la decisión de Perú, Ecuador y Chile de defender las riquezas marinas comprendidas en las 200 millas.

El abogado francés Pierre Marie Dupuy, no pudo responder con claridad la interrogante planteada por el juez marroquí de la Corte, Mohamed Bennouna, sobre la posibilidad de que la Declaración de Santiago de 1952, pudiese delimitar una zona marítima de soberanía y jurisdicción exclusiva de 200 millas marinas.

Luego, el defensor Jan Paulson arguyó que la Corte de La Haya no tiene jurisdicción para fijar el inicio del límite terrestre, ante la imposibilidad de defender el “hito 1” como inicio de la frontera marina, siendo que se encuentra tierra adentro, pues el punto inicial del límite está más al sur, en el Punto Concordia.

Para el abogado griego Georgios Petrochilos “fue un acontecimiento aislado” el trámite realizado en 1986, por el embajador Juan Miguel Bákula, ante Chile, a nombre del Estado peruano, a fin de iniciar conversaciones para delimitar la frontera marítima.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD