INEN ayuda a fabricar indulto a Fujimori

Si Fujimori no tiene cáncer por lo menos tiene una gran depresión de “pronóstico reservado”, es lo que se dice en estos días sobre el caso del expresidente tratando de justificar el indulto.

| 05 diciembre 2011 12:12 AM | Política | 2.7k Lecturas
INEN ayuda a fabricar indulto a Fujimori
Alberto Fujimori espera un informe médico favorable para pedir el indulto.
2732

En el Informe de Junta Médica del Instituto Nacional de Enfermedades Neoplásicas sobre el paciente Alberto Fujimori, elaborado a pedido del Poder Judicial, se menciona, en primer lugar, el “cáncer de lengua operado”, sin indicar el diagnóstico postoperatorio, que, como se demostró hace una semana, no muestra señales de reactivación de la peligrosa enfermedad. Pero a continuación se añade un segundo dato aparentemente importante, referido a su salud mental: “trastorno depresivo en tratamiento farmacológico y psicoterapéutico con evolución tórpida, de pronóstico reservado”, que según la revista que difundió el Informe, sería otro factor clave para la determinación del pedido de indulto. El problema es, ante todo, que ésta no es una opinión especializada que pudiese nacer de una entidad como el Instituto Noguchi, el Hospital Valdizán o alguna universidad de prestigio.

Más aún, el INEN, bajo la dirección del Dr. Vallejos, se ha venido comportando de forma similar que el Dr. Aguinaga, médico de cabecera del expresidente. Es por eso que se admite que un golpe por caída de la cama, una gastritis, la hipertensión o una posible depresión, se vean en un hospital de cáncer, donde el resto de mortales no reciben otra atención que no sea la oncológica.

Opiniones
Un especialista en salud mental consultado por este diario, que pidió guardar su nombre en reserva, opinó que la parte psiquiátrica del Informe Médico del INEN tiene los visos de un fraude, más claramente de una manipulación, para justificar el indulto. “No se ven síntomas de depresión en las imágenes del paciente que se difunden por televisión. Si bien se le aprecia triste, no se descubre que haya perdido el tono vital cuando camina y actúa”, precisa.

“Hay datos adicionales de su vida actual que no encajan con el diagnóstico: recibe numerosas visitas y permanece con ellas muchas horas, en ocasiones hasta altas horas de la noche. Otorga entrevistas que responde coherentemente. Escribe, hace jardinería, pinta y, aparentemente, hasta enamora”, dice el especialista consultado. Otra cosa es decir que el personaje tenga rasgos sicopáticos pronunciados que lo marcan: es adicto al poder; es insensible al punto de torturar a su exmujer; se luce entre cadáveres; miente con aplomo; fuga del país simulando un viaje de función y renuncia por fax; candidatea como japonés al Congreso de ese país; regresa al Perú creyéndose un Napoleón, al que se le abrirán las puertas del poder.

“Eso puede ser más bien un índice de peligrosidad del sujeto para la sociedad”, opina el médico consultado.

El INEN
El diagnóstico que suscribe el Dr. Loayza del INEN, allegado a Vallejos, anota que hay en curso, un tratamiento farmacológico y psicoterapéutico desarrollado por el INEN, pero que la evolución del paciente es “tórpida”, lo que significa que no responde al tratamiento. “Es como una confesión de la ineficiencia de su intervención clínica”, anota el médico con el que conversamos. “Si la respuesta es tórpida, es porque el psiquiatra es torpe”. Y eso de “pronóstico reservado” es absurdo, porque la depresión no mata de manera directa, como el cáncer o un ataque al corazón.

La depresión no es enfermedad terminal, apunta el psiquiatra consultado, salvo que el paciente se suicide. Por lo demás, la prevalencia de esta enfermedad entre los peruanos es alta (alrededor del 10%). La depresión es tratable, pero debe hacerse un diagnóstico independiente, separado del interés por el indulto, y eso debe hacerse fuera del INEN.


Raúl Wiener
Unidad de Investigación


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD