Indulto irregular sería una burla y reafirmación de la impunidad

Dice exfiscal supremo Avelino Guillén y familiares de víctimas de la dictadura anuncian manifestaciones.

| 01 noviembre 2011 12:11 AM | Política | 1.3k Lecturas
Indulto irregular sería una burla y reafirmación de la impunidad
Avelino Guillén no cree en enfermedad terminal.
SOBRE GRACIA PRESIDENCIAL A EXDICTADOR

Más datos

DETALLE

El ex fiscal supremo adjunto Avelino Guillén manifestó que si el gobierno peruano otorga un indulto humanitario a Alberto Fujimori, sin cumplirse el cuadro clínico de enfermedad terminal exigido por la legislación nacional, cometería “un golpe a la justicia peruana y sería una reafirmación de la impunidad en el país. Sería una burla al país”.
1399

Los deudos de las víctimas de las matanzas de la Universidad La Cantuta y los Barrios Altos anunciaron que se movilizarán contra cualquier intento de otorgar un “indulto humanitario” al exdictador Alberto Fujimori, en base a consideraciones políticas y no estrictamente médicas y jurídicas, adelantó a LA PRIMERA, representante de los familiares del caso La Cantuta, Gisela Ortiz.

“Creemos que en el caso de indulto a Alberto Fujimori hay todo un tema de manipulación política. De ir midiendo las reacciones sobre este eventual pedido, para ver en qué momento se consigue este tema. Y si el indulto se otorga injustamente nos movilizaremos con las organizaciones defensoras de los Derechos Humanos”, subrayó.

Advirtió que la responsabilidad directa para evitar una injusticia con una medida de este tipo, sigue siendo del Estado peruano, específicamente del presidente de la República, y de los médicos encargados de evaluar.

Dijo que los deudos afectados por los crímenes de Alberto Fujimori siempre se han manifestado en total desacuerdo con la aprobación de “indultos” y, peor aún, “amnistías” a los responsables por crímenes de lesa humanidad y violaciones a los Derechos Humanos.

“Creemos que el sentido de la justicia es castigar a quienes han cometido estos crímenes y de ninguna manera podemos arrebatar ese derecho que tienen los familiares, otorgando ‘amnistías’ o perdonando los crímenes cometidos. Creemos que quienes tienen esa responsabilidad (de otorgar este tipo de gracia) deben responder por sus actos”, enfatizó.

Aclaró que ya los galenos que están tratando a Fujimori han ratificado que el cáncer que lo aqueja no reviste la gravedad de una enfermedad terminal.

A su vez, el ex fiscal supremo adjunto Avelino Guillén manifestó que si el gobierno otorga un indulto humanitario a Alberto Fujimori, sin cumplirse el cuadro clínico de enfermedad terminal exigido por la legislación nacional, cometería “un golpe a la justicia peruana y sería una reafirmación de la impunidad en el país. Sería una burla al país”.

Explicó que la gracia presidencial solo sería factible si el propio Fujimori solicita el indulto humanitario por padecer una grave enfermedad y si ésta es acreditada correctamente por una junta médica.

Refirió que, de acuerdo a los informes médicos, hasta junio de 2011 el exgobernante no calificaba para un indulto humanitario, no obstante señaló que en los últimos meses se han podido dar nuevas circunstancias que podrían variar el diagnóstico de los especialistas.

IMPUNIDAD
En ese orden se expresó también el secretario ejecutivo de Aprodeh, Francisco Soberón, al alertar que el Perú nunca va a aceptar que se otorguen “indultos humanitarios” de impunidad, como los que alegremente aprobó el expresidente Alan García.

Precisó que la única manera en la que procedería el indulto humanitario al sentenciado Fujimori es si se demuestra fehacientemente que su vida está en trance de muerte, producto de una fase terminal de la enfermedad que padece.

“Si se demuestra realmente que Fujimori tuviese una enfermedad terminal, no habrá nada que objetar, y procederá el indulto humanitario. Solo en ese caso”, puntualizó.

Señaló que la eventual petición tendrá que ser acreditada y evaluada por las instancias del Instituto Nacional Penitenciario. “Puede haber la pretensión de los familiares, pero son las evaluaciones hechas por los galenos del Instituto de Medicina Legal y los médicos del INPE; y, luego, con el Ministerio de Justicia, los que determinarán si procede o no un pedido de indulto humanitario, por la fase terminal de una enfermedad”, remarcó.

Asimismo, explicó que de llegarse a esta hipotética situación de tener que otorgar el indulto humanitario, el gobierno peruano deberá informar del hecho a la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

“El Estado peruano deberá informar, porque es parte de la ejecución de la sentencia. Y tendrá que señalar simplemente que “hemos dado el indulto a esta persona en un caso que tuvo competencia la Corte por tal y razón”, especificó.

Por su parte, la abogada de los deudos de las matanzas de La Cantuta y los Barrios Altos, Gloria Cano, denunció que la familia y la defensa legal del exdictador Alberto Fujimori pretenden, una vez más, forzar la posibilidad de lograr su liberación a través de un indulto humanitario, aprovechando la coyuntura política del país.

Tras indicar que aunque los familiares del reo Fujimori tienen derecho a hacer la petición de indulto que crean conveniente, dijo que de ahí a llegar a la posibilidad de que éste tenga fundamento, dista mucho.

“Fujimori, si bien es una persona de edad avanzada, su estado de salud es óptimo dentro de las circunstancias clínicas en las que se encuentra. Hay personas con enfermedades verdaderamente terminales en el Perú que, sin embargo, no han formulado solicitudes de indulto ante el jefe de Estado, por lo que no creo que debería otorgársele esta gracia”, apuntó.


Javier Soto
Redacción

¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.



...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD