Indecopi es quien decidirá nombre "La Primera"

Finalmente quienes quieren usurpar la creatividad y el prestigio ganado a lo largo de años por quienes hacemos este periódico, han consumado un burdo intento de suplantarnos, amparados en una insólita actitud, por decir lo menos, de Indecopi, un organismo que se había hecho la imagen de una herramienta moderna, ágil y ajena a los tejes y manejes de la politiquería y la leguleyada.

| 22 julio 2014 05:07 PM | Política | 1.5k Lecturas
Indecopi es quien decidirá nombre "La Primera"
Indecopi es quien decidirá nombre "La Primera"
Indecopi tiene la palabra
1520

Porque resulta extraño que un organismo diseñado para el siglo XXI, con criterios avanzados como el de reconocer los registros de nombres y marcas solo cuando son efectivamente utilizados, pueda alterar estos criterios y dar curso a una medida cautelar, contradiciendo criterios de fondo por los que, en más de una instancia, nos había dado la razón en la demanda de que se anule el registro del nombre La Primera y el logotipo (creado por nuestro departamento de diseño).

Semejante contradicción ha dado alas a quienes pretenden apropiarse de un diario al que le hemos dado una imagen, una personalidad y una línea que tratan de imitar en forma burda, en el diseño, hablando de posiciones de izquierda que bien saben sus promotores e inspiradores que de ninguna manera comparten y llegando a extremos tan ridículos como el de copiar detalles como el nombre de la sección de la fotoparlante, también creación nuestra.

Vano afán, porque lo que no podrán copiar jamás es la línea y la ética que, bajo la dirección de Don César Lévano, ha mantenido este diario, asumiendo la defensa de los intereses nacionales y populares y de la democracia.

La cabeza visible del intento suplantador usó para sus maniobras el nombre de una empresa sin capital, registrada en Panamá, recurso que suele usarse para ilegalidades, como hemos visto, por ejemplo, en casos de corrupción en el Perú y otros países latinoamericanos.

Esa empresa fue creada con capital cero, sin dinero, por lo que sería interesante conocer el origen de los fondos usados en el lanzamiento del diario apócrifo; o sea, quién o tal vez qué fuerzas políticas están detrás de la torpe jugarreta que pretende sacarnos del mercado.

Cabe preguntarse desde cuándo las cosas en Indecopi se maneja a punta de medidas cautelares, que se han desprestigiado hasta el extremo que son propias de trapacerías judiciales como las de una mafia dedicada a apropiarse de inmuebles ajenos, que la justicia trata ahora de desmontar y sancionar.

Los responsables de Indecopi deben tener en cuenta que su indefinición y su lentitud, en alguna medida causada por la falta de cobertura de vacantes claves que paralizaron su accionar durante algunos meses, no solo ha permitido una situación burda como la que denunciamos, sino que puede alentar acciones similares que, en definitiva, echen abajo las garantías de seguridad jurídica en un aspecto clave de las inversiones como el que compete a las funciones de ese organismo.

Indecopi, pues, tiene la palabra, y debe decidir ya si confirma sus dictámenes ya ratificados y pendientes de solo una apelación, por los cuales dispuso la anulación del registro de La Primera y su logotipo, por abandono de uso; o si se contradice y dispone lo contrario.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: |


La Primera Digital

La Primera Digital

La Primera Digital

Colaborador 9324 La Primera Digital