Imponen informe oficialista sobre los USB manipulados

Documento no acusa a nadie y tiene sólo dos votos, pero congresista Walter Menchola emitió voto dirimente y lo hizo aprobar. Otros dos parlamentarios tienen listo otro informe.

Por Diario La Primera | 26 ago 2010 |    
Imponen informe oficialista sobre los USB manipulados
(1) Casi cuatro meses de investigaciones para terminar limpiando a los culpables. (2) Aprista Vargas dijo que computadora jamás se prendió.

Más datos

Aguinaga dijo que un punto por aclarar es que el comandante Raúl del Castillo (encargado de la diligencia en la casa de Giannotti) y la fiscal adjunta Vanesa Araníbar realizaron 26 llamadas a un número desconocido mientras era revisado el material incautado a la ex ejecutiva de Business Track.

DETALLE

El Tribunal Constitucional desestimó ayer la demanda de hábeas corpus presentada por Giselle Giannotti contra el 15º Juzgado Penal de Lima y la Segunda Sala Penal con Reos en Cárcel. La demanda tenía por finalidad que se declare la nulidad del mandato de detención en su contra, argumentando que sus derechos fueron violados.

Sólo dos de los siete integrantes de la comisión parlamentaria que investiga la manipulación de los cuatro USB de la ex ejecutiva de la empresa Business Track, Giselle Giannotti, aprobaron anoche un informe final que no señala quiénes son los responsables de la pérdida de importantes archivos almacenados en esos dispositivos y que involucrarían a personajes de altos niveles de poder, como Jorge del Castillo, con actos de corrupción.

La reunión de ese grupo legislativo quedó dividida en dos, pues frente a esos dos integrantes oficialistas, otros dos legisladores rechazaron el informe y anunciaron que tienen listo un informe acusatorio que sí sindica responsables.

Los congresistas Yonhy Lescano y Alejandro Aguinaga, integrantes de la misma comisión, calificaron al informe oficialista como una burla al país, ya que fue apoyado sólo por los legisladores José Vargas y Walter Menchola.

Ante la falta de mayoría y el empate planteado, Menchola, como presidente del grupo de trabajo, hizo valer su voto dirimente por dos y decidió la aprobación por mayoría de su documento. Otros tres integrantes de la comisión (Juan Carlos Eguren, Freddy Otárola y Luis Falla) no estuvieron presentes durante el debate del informe y tampoco durante la votación.

Nada de nada
El legislador fujimorista Aguinaga fue claro en señalar que “el documento en cuestión no señala delitos ni faltas ni responsables, cuando no sólo han ocurrido errores si no que hubo dolo y se incumplió el reglamento de custodia de las pruebas y así no se puede entregar un informe”.

Por su parte, Lescano añadió que quienes votaron por el informe sin identificar responsables “desnaturalizan el objetivo de la investigación, que es señalar a quienes borraron información importante”.

Hay pruebas
Tanto Aguinaga como Lescano expusieron que existen indicios suficientes para responsabilizar a oficiales de la Policía y a funcionarios de la Fiscalía. Por ejemplo, mencionaron que el general Miguel Hidalgo, actual director de la Policía y jefe de la Dirandro cuando fue realizado el operativo de captura de los integrantes de Business Track, mintió a la comisión cuando dijo que tenía orden para visualizar la información de los USB de Giannotti y cuando afirmó haber informado de todos los hechos al ex director de la Policía, general Mauro Remicio.

Asimismo, indicaron que otro punto por aclarar es que el comandante Raúl del Castillo (encargado de la diligencia en la casa de Giannotti) y la fiscal adjunta Vanesa Araníbar realizaron 26 llamadas a un número desconocido mientras era revisado el material incautado a la ex ejecutiva de Business Track.

Además, Aguinaga cuestionó que el informe de Menchola no consigne que el comandante Del Castillo utilizó su laptop personal en la diligencia. El aprista Vargas dijo que la laptop no fue utilizada y que no consta en actas si fue prendida o no, pero Aguinaga mostró unas fotos que demuestran lo contrario. “Si no usó la laptop entonces debió traerla para analizarla y no decirnos que la vendió en Las Malvinas”, sentenció Aguinaga, tras indicar que para él existen indicios para determinar que la Fiscalía no quiere que la verdad sea conocida.

“Es extraño que exista un audio de Rómulo León Alegría donde menciona su amistad con la fiscal adjunta del caso, Vanesa Araníbar Covarrubias, y otro donde el fiscal José Peláez es mencionado”. “Por lo menos es delito contra la administración pública y no se dice nada”, dijo y luego indicó que presentará un informe en minoría.

Increíble
De manera increíble, Menchola argumentó durante el debate que no podían indicar responsabilidades ni cargos porque “existe la experiencia que cuando se entregan informes con culpables el Ministerio Público desestima las conclusiones del Parlamento y son mejor sólo estas conclusiones”. En ese sentido, el documento recomienda enviar todo lo actuado al Ministerio Público, la Inspectoría de la Policía y a la Oficina de Control de la Magistratura para que esas instancias continúen con las pesquisas y denuncien a los responsables.

También dice que podría realizarse un peritaje internacional al material incautado y que la Comisión de Justicia del Congreso legisle una norma para tratar delitos de alta tecnología pues las instituciones encargadas no saben cómo trabajar estos delitos informáticos. El resto del informe relata hechos, reconoce que hubo cambios de los USB y de sus contenidos, e indica que “no se pueden recuperar los archivos que contenían porque no hay los dispositivos originales”.

Marcelo Puelles
Redacción

    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119376 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.