Humanización

La vez anterior en que Lourdes se humanizó ante sus electores fue cuando en medio de rechiflas de pobladores de una de las provincias serranas les mostró el dedo medio en señal inequívoca de adonde le llegaban sus protestas.

Por Diario La Primera | 17 set 2010 |    
Enfoque

Para ese momento (marzo del 2006) la candidata a la que habían apostado las empresas y los grandes medios de comunicación iba de bajada en las encuestas y ya no era ni siquiera seguro que llegaría a la segunda vuelta. Pero tras el gesto obsceno surgió una curiosa batería de explicaciones de parte de las mismas personas que en el caso de otro candidato no hubieran tenido compasión en demolerlo por el exabrupto: que estaba abriendo la mano cuando le tomaron la foto, que se estaba rascando, que estaba señalando, etc.

Volvemos a lo mismo. Caída en las encuestas e irritación de la doña hasta extremos coprolálicos, con declaraciones que son una tremenda ofensa a sus propios simpatizantes. Por sus palabras, nos enteramos que no le interesa esta elección, que la municipalidad se la pueden meter en la parte más oscura del cuerpo y que las encuestas son un complot contra su excelsa persona. ¿Y qué dicen sus asesores más cercanos? Que así es Lulú cuando se hace humana, es decir, que la violación de su “intimidad”, nos está haciendo ver eso que tenemos todos, un corazoncito y un hígado que hacen verter lisuras en ciertos momentos de tensión.

Qué bonito. La Lourdes humana es picona, despectiva, manipuladora. Pero la que vemos en la televisión y en las actividades de campaña es sonriente y siempre dice estar calmada. Se dan cuenta. Casi hay que agradecer a los chuponeadores mafiosos que nos ayuden a descubrir la verdad de la candidata.

Raúl Wiener
Referencia
Humanización

    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119376 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.