Historia de un congresista cuestionado

El caso de la cantante española Isabel Pantoja, quien entregó 80 mil dólares a Vladimiro Montesinos para que acelere los trámites de adopción de una niña peruana, es un antecedente de la mala manera como se maneja el tema en nuestro país. Esta vez, quien actualiza el tema es el legislador Álvaro Gutiérrez, a quien no se le conoce una vida familiar formal y hasta su hija lo denunció por ser un mal padre en 2006. Pero aun así logra sacar bajo su tutela a niños del Centro Preventivo de Salamanca.

| 20 marzo 2008 12:03 AM | Política | 1.1k Lecturas
Historia de un congresista cuestionado
Hasta quiere Presidencia.
1195

Pero ésta no es la única denuncia que compromete a Gutiérrez, separado de una manera extraña de la Escuela de Oficiales de la Guardia Civil, cuando estaba por culminar sus estudios. En 1990 el ahora congresista viajó a Italia, donde fue un ilegal más. En 1997 fundó el Centro de Asistencia Enfermerístico Profesional (CAEP), entidad con la que ha llevado más de 4 mil enfermeras del Perú, Polonia y Rumania para que trabajen en Italia. Es cuestionado por esta actividad, ya que muchas de las personas que Gutiérrez lleva a Europa ingresan como ilegales bajo la modalidad de “contratación de enfermeras”. Gracias a este lucrativo trabajo logró comprar una mansión de 1,500 metros cuadrados en la calle Las Moreras 328, urbanización Camacho, en La Molina. También tiene una casa valorizada en US$ 1 millón 500 mil en Milán y numerosas propiedades en Arequipa y Lima.

Actualmente, Gutiérrez estudia enfermería en la Universidad Inca Garcilaso de la Vega y hace un mes algunos medios de comunicación revelaron que ya compró un kit electoral para formar su propio partido político y tentar suerte en las elecciones presidenciales del año 2011.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD