Hipocresías S.A.

Alguien debería aclarar en qué consistió el delito o el tipo de trasgresión a la ética parlamentaria en que incurrieron el congresista Víctor Mayorga y los dirigentes de Patria Libre que hace unos días fueron protagonistas de una accidentada conferencia de prensa en una de las salas del Congreso.

Por Diario La Primera | 24 jul 2009 |    
Enfoque

Patria Libre nunca ha negado que en su seno hay algunos ex militantes del MRTA que ya cumplieron su condena y están buscando retomar su actividad política por un cauce legal, como es derecho de todos. Por tanto los periodistas de Andina, Correo y otros que lanzaron la “denuncia” no habían descubierto nada.

Justamente Villa y Ottivo estaban presentes en la conferencia de prensa para denunciar la persecución de que son objeto de manera sistemática, porque la policía, los fiscales y los jueces siguen la pauta marcada por cierta prensa para la que ellos nunca dejarán de ser miembros del MRTA y terroristas.

Igual ocurrió con Roque Gonzales, a quien la Chichi, Aldo M y otros, le “descubrieron” lo que él nunca negaría: que pasó nueve años en la cárcel por colaboración con el MRTA, hasta que cumplió su condena. Pero, para esa prensa, por haber estado en la cárcel merecía volver a ella, junto a todos los que hubiesen viajado con él, le hubiesen sonreído o conversado en los pasillos de la estación de autobuses. ¿Se acuerdan?

De veras no se entiende el motivo por el que se disculpaba el congresista que convocó la rueda de prensa. Ha sido como si no supiera la clase de macartismo primitivo que todavía contamina la prensa peruana. Si no quería verse desbordado hubiera evitado el tema. Pero si asumía la defensa de estas personas que casi nadie defiende en sus derechos, había que hacerlo sin retractarse ni dejarse arrinconar.

Raúl Wiener
Redacción

    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119378 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.