Hija enjuicia a tránsfuga Gutiérrez por pensiones

El flamante segundo vicepresidente del Congreso, Álvaro Gutiérrez Cueva, ha sido demandado ante el 1º Juzgado de Paz Letrado de Pueblo Libre por su propia hija, Erika Gutiérrez, quien exige al parlamentario que cumpla como padre en darle una pensión adecuada y así poder cubrir sus gastos de estudios y alimentos.

Por Diario La Primera | 07 ago 2008 |    
Hija enjuicia a tránsfuga Gutiérrez por pensiones
Erika Gutiérrez aclaró que, a pesar de todo, quiere a su padre aunque el “padre de la patria” no cumpla con ella.
Lo acusa de maltrato y dice que está a punto de perder la universidad y necesita ayuda urgente.

Más datos

DETALLE

¿Trampas e intimidación?

Erika Gutiérrez dijo también que las argucias de su padre van más allá del ámbito legal, porque envía a sus empleados para que 'la inviten a salir'. “El colmo fue cuando mandó a su empleado para que me invite a salir. Creo que fue para tener pruebas de que yo quiero dinero para diversión y no para mis estudios. Cuando encaré a este trabajador de mi padre, para saber si era mandado por él, el hombre, arrepentido, me dijo: ‘tu papá es muy malo’. El abogado Mezones indicó también que la abuela de Erika recibe llamadas intimidatorias exigiéndole el retiro de la demanda.

Sobre el bebé
Erika Gutiérrez aportó, además, importantes datos sobre el caso del bebé que su padre Álvaro retiró de manera irregular de un albergue. La joven dijo que días antes de la última Navidad ella fue a la casa de su papá, en La Molina, y encontró un bebé en el lugar. “Pregunté quién era el pequeño, mi papá respondió que era su nuevo hijo, que lo había sacado por Navidad de un albergue de niños abandonados. Entonces yo le dije que bien podría haberme adoptado a mí para que tenga alegría en su vida, pues sólo vive con puros empleados hombres y una señora que cocina”, añadió Erika Gutiérrez.

Erika busca que el juez de este caso dicte la sentencia pronto, porque necesita de manera urgente el dinero para pagar sus estudios de Derecho en la Universidad San Ignacio de Loyola.

Ocurre que Álvaro Gutiérrez, pese a haberse comprometido con su hija en pagar sus estudios universitarios, no cumple como debiera. “Mi padre sólo me ha dado 500 dólares mensuales, los cuales no me alcanzan para pagar, por ejemplo, la mensualidad de la universidad, por esta razón decidí denunciar a mi padre para que me aumente la pensión. Este viernes debo pagar a la universidad cerca de 5 mil soles y no tengo, y mi padre no me ayuda y el juez no dicta la sentencia”, dijo.

Sostuvo asimismo que Gutiérrez “utiliza en este juicio por alimentos a una abogada que es remunerada por el Congreso”. “La secretaria del juzgado (de apellido Sulca) donde está mi caso, es amiga de la abogada de mi papá. Mi papá mismo me ha dicho que yo siga con este juicio, que así pasen muchos años él va a ganar porque tiene al Poder Judicial en sus manos”, indicó Erika Gutiérrez, luego de explicar que el juez Carlos Vázquez Ríos alarga el proceso, de manera sospechosa, argumentando la falta de documentos que deben ser incluidos al expediente.

Maltrato psicológico
Erika, a pesar de su alma combativa, a veces se quiebra al recordar los maltratos de su padre. “Tengo miedo de ir a hablar con él, porque es capaz de tirarme encima a los perros. La última vez que hablamos me dijo que yo había muerto para él, me puse a llorar por lo que decía. Le tengo miedo porque incluso botó a mi mamá de la casa una Navidad”, afirma Erika.

Podría perder estudios
Erika y su abogado solicitaron inicialmente 7 mil soles de pensión mensual pero, ante la negativa del congresista, rebajaron el monto a 5 mil soles. “Ese monto fue estimado de acuerdo al sueldo que Gutiérrez tiene como parlamentario y al valor estimado de las propiedades y negocios que posee en el Perú y el extranjero”, indicó el abogado de Erika, Lucio Mezones.

De acuerdo a los documentos que obran en el expediente Nº 91-08-F, presentado en febrero de este año, la suma pedida deberá cubrir los gastos de la joven por concepto de pagos a la universidad, pasajes, vestimenta y alimentos.

La referida demanda es la primera iniciativa judicial formal de Erika contra su padre. Anteriormente, ella denunció ante los medios de comunicaciones la actitud de Álvaro Gutiérrez, cuando acababa de ser elegido congresista. Y ahora se ve en la necesidad de volver a reclamar lo que considera justo. Pero toda esta situación pudo evitarse si Álvaro Gutiérrez aceptaba conciliar. “Primero opté por la conciliación, pero no obtuve respuesta. ¿Cómo puede ser que un padre de la patria no cumpla primero en ser padre responsable de su propia hija?”, se preguntó Erika, a la vez que mostraba su partida de nacimiento en la que figura como hija legítima del parlamentario arequipeño, el mismo que por estos días se encuentra en el ojo de la tormenta por haber quebrado a Unión por el Perú (UPP) para favorecer al Partido Aprista en la elección de la Mesa Directiva del Congreso, y que, pese a las denuncias en su contra, pretende presidir la Comisión de Fiscalización del Parlamento.

Marcelo Puelles
Redacción


    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.