Habla el General del diálogo

El general Alberto Jordán, pasado a retiro por el gobierno de Alan García por evitar la muerte de pobladores en el llamado Moqueguazo, ahora está a punto de volver a la Policía casi cuatro años después de litigar con el Poder Judicial. El general que enfureció a García –quien lo insultó públicamente-, habla en esta entrevista sobre la necesidad de diálogo para solucionar los conflictos y evitar situaciones como la que le tocó vivir.

Por Diario La Primera | 26 ago 2012 |    
Habla el General del diálogo
Jordán dice que la labor de un policía es resguardar y proteger la vida de los ciudadanos.
General de Policía Alberto Jordán habla sobre la tarea fundamental de los efectivos del orden.

Más datos

FALTA LOGÍSTICA

—¿Qué necesita la policía además del aumento a sus remuneraciones?
—Logística, equipos de localización satelital GPS, pantallas para ver requisitorias e información de vehículos robados, comisarías equipadas y enlazadas mediante comunicación en línea con todas las dependencias. Los gobiernos se han descuidado mucho y solucionar esas carencias durará de 15 a 20 años si se empieza a trabajar ahora.

INAPELABLE
El procurador del Ministerio del Interior y la Policía apelaron para evitar el regreso del general Alberto Jordán a la Policía, dispuesto por el Poder Judicial para el 26 de julio de este año. Sin embargo, el 9 Juzgado Constitucional ha ratificado la reincorporación.

— ¿Cómo enfrentó el proceso para su reincorporación a la Policía?
— Mi miedo era ir al Poder Judicial. Pero después de casi cuatro años de litigar y desde que comencé en el Noveno Juzgado Constitucional, con el juez Juan Torres Tasso, he ganado. Aunque mi familia se oponía y me decían que ya no siga el juicio.

— ¿Qué lo impulsó a seguir con su lucha?
—Decidí denunciar el abuso de mi arbitrario retiro de la Policía, porque atentaron contra mis derechos humanos y mi trabajo. Estuve dedicado a mi chacra y a una empresa que está por cerrarse porque tuve que dedicarme de lleno al juicio. Siempre durante mi carrera policial trabajé en otras cosas porque es la única forma de vivir con el sueldo que tiene la Policía; pero amo a la institución y por eso volveré.

—Fue difícil estar alejado de la policía…
— Me dolió la forma como me pagó el Ejecutivo aprista, porque me botaron arbitrariamente por defender la vida y decir no a un conflicto que iba a traer consecuencias fatales, y por eso no me arrepiento de mi decisión. El Tribunal Militar me cuestiona porque dialogué con los pobladores de Moquegua sin que me lo hubieran ordenado. Con esto no quiero decir que un policía debe ser débil en una situación de conflicto, pero debe saber usar la fuerza cuando una situación se escapa de las manos.

—¿Cuál es la función real de un Policía frente a los conflictos sociales?
—Creo que la policía debe cumplir su función de poner orden, pero ante todo el Ejecutivo debe tender mesas de diálogo para solucionar los conflictos. La policía no es un ente represivo, es un ente de prevención, y todos los problemas deben solucionarse apelando a la concertación. No puede mandarse a la Policía a solucionar un conflicto cuando los responsables están en el Ejecutivo y tiene las leyes para solucionarlo. El policía debe proteger la vida humana, los bienes del Estado y del ciudadano.

—¿Por qué, en otros casos, la Policía ha optado por la represión?
—El policía tiene sus reglamentos y al Ejecutivo le toca solucionar los problemas y tomar decisiones. En ese contexto, el oficial tiene miedo de decir que no se puede más, aun cuando le falta equipo y no tiene condiciones para resguardar su equipo. Cuando dije “no” recayeron los problemas contra mí, pero la sanción queda de lado cuando alguien te lo agradece.


Marita Samanez
Redacción


    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.