Golpe contra la democracia

La fulgurante carrera política de Fernando Lugo, un obispo católico ligado al movimiento campesino, terminó de forma abrupta luego que el Senado de su país aprobase destituirlo del cargo, tras acusarlo de impericia en la resolución de un conflicto de tierras, que terminó con 16 muertos.

| 23 junio 2012 12:06 AM | Política | 1.9k Lecturas
Golpe contra la democracia
Fernando Lugo fue defenestrado por el Senado en apenas dos horas.
Presidente Fernando Lugo fue destituido del cargo por el Senado de su país con 39 votos a favor y 4 en contra. Dilma Rousseff pidió expulsar a Paraguay de Mercosur.

Más datos

ELECCIONES

A nueve meses de las elecciones la separación de Lugo apunta también a otra dirección: a despejar el camino de la elección del candidato del Partido Colorado: Horacio Cartes.
1978

El hombre que puso fin a 61 años de hegemonía del Partido Colorado, sostén de la dictadura del general Alfredo Stroessner, no pudo evitar el fallo de sus enemigos políticos, pese a que días atrás colocó en el cargo de ministro del Interior, al colorado Rubén Candia.

En su discurso de despedida, el presidente advirtió que “no es Fernando Lugo el que recibe un golpe, no es Fernando Lugo quien es destituido, es la historia paraguaya la que ha sido herida profundamente”, y denunció que en la acusación “se han transgredido todas las normas de la defensa de manera alevosa”.


Federico Franco, se confabuló para asumir la presidencia.

CALMA
Tras llamar a la calma a sus partidarios que salieron a manifestarse en contra de la decisión del Senado, expresó sus deseos de “que la sangre de los justos no se derrame nunca más por causas de intereses mezquinos en nuestros países”.

Y luego de asegurar que nunca respondió “a claques políticas, las mafias ni al narcotráfico”, se despidió de sus compatriotas, señalando: “Esta noche salgo por la puerta más grande de la patria, por la puerta del corazón de mis compatriotas”.

Horas antes, Lugo jugó su última carta y presentó ante la Corte Suprema una acción de inconstitucionalidad contra el juicio político. En su presentación, alegó que el Congreso “no respetó el debido proceso” y argumentó que no existían pruebas de su responsabilidad en los hechos luctuosos.

El mandatario fue reemplazado por el derechista Federico Franco del Partido Liberal, exaliado del gobierno, que decidió abandonarlo luego que éste designara en puestos claves del gabinete a miembros del Partido Colorado. La relación entre Lugo y Franco fue tensa desde el inicio del gobierno. La brecha se acrecentó luego que se reestructurarán los ministerios en perjuicio de los liberales. Desde entonces, Franco pasó a la oposición.

SIN MARGEN
Lugo ganó las elecciones presidenciales el 20 de abril de 2008 al frente de una coalición de partidos de derecha e izquierda, bajo el logo de la Alianza Patriótica para el Cambio (APC). Sus propuestas de cambio se estrellaron pronto debido a su reducido margen de acción. “Lugo no pudo hacer demasiados cambios”, dijo el sociólogo José Carlos Rodríguez, “pero trajo una cultura política distinta a la que se vio siempre en este país. Y la derecha nunca se lo perdonó”.

Desde el inicio del gobierno la lucha por la tierra de los campesinos pobres tensó su gestión. Él había prometido que haría una reforma agraria “diseñada y negociada con todos los actores involucrados sin caer en procesos traumáticos ni violentos”.

Pero se vio desbordado por las invasiones de tierras promovidas por campesinos contra propiedades de ricos productores, beneficiados ilegalmente por la dictadura de Stroessner. La disputa por la región agrícola más rica del país, en la frontera con Brasil y Argentina, donde prosperan miles de colonos ‘brasiguayos’, brasileños nacionalizados paraguayos, le costó el puesto. Los hacendados denunciaron la toma de tierras y acusaron a Lugo por ello.

En el libelo acusatorio se decía: “Ha quedado por demás demostrado la falta de voluntad del gobierno para combatir al Ejército del Pueblo Paraguayo, que se ha convertido, al amparo y con la complicidad del gobierno, en el azote de los ciudadanos de los departamentos de Concepción y San Pedro”.

REACCIONES

OEA
Denuncian golpe de Estado encubierto
•Los representantes de Nicaragua, Bolivia y Venezuela denunciaron ante el Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) que el juicio político al presidente Lugo es un “golpe de Estado encubierto”.

UNASUR
Mandatarios se reunirán de emergencia
•El canciller de Venezuela, Nicolás Maduro, informó que próximamente se reunirán los doce presidentes de los países que conforman la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), para emitir un pronunciamiento oficial en torno a la separación del cargo de Fernando Lugo.

Tras conocer el veredicto final del Senado paraguayo, Maduro calificó el proceso político como un “acto bochornoso” y criticó que a pocos meses de las elecciones se tomen decisiones “de manera apresurada”, como este juicio político que “ha violado” el derecho a la defensa del presidente Fernando Lugo.

EXPULSIÓN
Dilma pide sanción

•La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, pidió expulsar a Paraguay del Mercado Común del Sur (Mercosur) y de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), luego de que en ese país se concretara la destitución del presidente Fernando Lugo, debido a que no se respetaron las reglas democráticas.


Por: Efraín Rúa



En este artículo:


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

Deje un comentario

Loading...