Gobierno sólo quiere mano dura

El coordinador general de Coordinadora Andina de Organizaciones Indígenas (CAOI), Miguel Palacín Quispe, señaló ayer que el despido del viceministro del Interior, Wilson Hernández, por atreverse a firmar un acuerdo de no denunciar a los dirigentes de los comuneros de Paucartambo que retuvieron a 13 policías y a cuatro civiles, demuestra que la consigna del gobierno es sofocar los problemas sociales con mano dura.

Por Diario La Primera | 19 ago 2009 |    
Gobierno sólo quiere mano dura
Continúan los retrasos.

Sostuvo que no respetar el acuerdo con los comuneros de Pasco y denunciar a los 13 dirigentes de la protesta, que exigía el financiamiento de la compra de fertilizantes para las comunidades, ofrecido por una empresa transnacional, significa el endurecimiento de la represión y el cierre al diálogo.

Palacín, por estas razones, dijo que la Coordinadora Andina de Organizaciones Indígenas, llama a la comunidad internacional a estar alerta porque, según él, el gobierno de García puede estar preparando otro “baguazo”, esta vez en el Ande. “Basta de provocaciones a las comunidades indígenas, que recuerde García que a raíz de la Masacre de Bagua los ojos de todo el mundo están puestos sobre este régimen. Mucho cuidado”, refirió.

A su vez, la ex ministra de la Mujer y Desarrollo Social, Carmen Vildoso, dijo que el caso de Paucartambo demuestra que el gobierno no ha aprendido la lección de los conflictos anteriores. “Hay una incapacidad para aprender de las lecciones ya vividas, porque esta población se ha levantado en el 2003, 2005 y 2007 para hacer reclamos parecidos”, indicó. Cuestionó las declaraciones del premier Velásquez, quien señaló que no participaría en las mesas de diálogo que se instalen para atender los conflictos sociales y que esta labor quedaría exclusivamente en manos de los ministerios.

    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119378 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.