Gobierno de García borró las huellas de la corrupción

El historiador y analista político Nelson Manrique asegura que la impunidad alimentó la corrupción en el gobierno anterior y espera que se apruebe la imprescriptibilidad de estos delitos para lograr un verdadero cambio en el Perú.

| 06 agosto 2011 12:08 AM | Política | 3.2k Lecturas
Gobierno de García borró las huellas de la corrupción
Lo que alimenta la corrupción es la impunidad, dice Manrique.
No hubo voluntad política para combatirla y, obviamente, no hay empresa que pueda funcionar con un Estado corrupto, dice Nelson Manrique.

Más datos

DETALLE

-¿Más ministerios ayudarán a paliar las carencias?
-Creo que es necesario ponerle énfasis al desarrollo social que permita concertar en distintos sectores, de tal manera, que no se dupliquen funciones; sino más bien que se creen sinergias. La exclusión tiene múltiples dimensiones que deben involucrar un trabajo coordinado entre distintos ministerios para aprovechar los recursos que se deben distribuir.
3274

-¿Cree usted que la corrupción está muy arraigada en el Estado peruano?
-Bueno, la corrupción lo atraviesa todo.

-¿Hubo mucha corrupción en el gobierno anterior?
-Bastante. El gobierno de Alan García venía con la experiencia del primer gobierno y se cuidaron mucho más de no dejar huellas. Sí, creo que ha habido mucha corrupción en el gobierno de García, incluso más que en el de Toledo.

-¿Por qué?
-Se pierden pruebas, el señor Del Castillo dice que se perdieron 100 correos electrónicos que cruzó con el señor Alan García. Los señores Ponce Feijóo y los otros dicen que cuándo apareció un video donde se escucha la voz del expresidente, los fiscales pararon la diligencia y luego desapareció el material. Se borran las memorias de la señorita Gianotti. No hubo voluntad política de combatir la corrupción y, obviamente, no hay empresa que pueda funcionar con un Estado corrupto.

-El presidente Ollanta Humala ha dicho que impulsará la imprescriptibilidad de los delitos por corrupción, ¿Cómo logrará eliminarla?
-Sancionando. Lo que alimenta la corrupción es la impunidad. El escándalo Business Track, los petroaudios, todo eso tiene que ser sancionado ejemplarmente. Que se roben 20 toneladas de documentos del ministerio de Salud, después que sale el señor Hernán Garrido Lecca, también tiene que ser investigado y sancionado. En la medida que haya sanciones firmes y que tengamos un Estado que vele por los intereses de los peruanos, todo va a empezar a funcionar.

-Parece una tarea titánica ¿Cómo podrá lograrse en un solo gobierno?
-Todo esto tiene que ir acompañado de una lucha frontal contra la corrupción. Basta de impunidad, de borrón y cuenta nueva. Basta de un señor que huye para evadir su responsabilidad por delitos económicos y luego espera que prescriban sus delitos para presentarse como candidato a la Presidencia. Parte de la lucha anticorrupción tiene que pasar por declarar imprescriptibles los delitos por corrupción, los delitos económicos en agravio del Estado. La imprescriptibilidad es parte de la sanción legal; pero políticamente la sanción debe incluir la inhabilitación para ejercer cualquier cargo estatal.

-¿Cree que el actual gobierno pueda lograr el desarrollo que todos esperamos con un aparato estatal tan lento?
-La lentitud tiene un precio, hay sobornos de por medio; hay coimas de empresas para ganar tiempo. El ejemplo de Doe Run es paradigmático. Doe Run ha conseguido colocar a La Oroya entre las 10 ciudades más contaminadas del mundo para lograr postergaciones que permitan seguir explotando los recursos sin subsanar los daños.

-¿Cuál es el sector social que debe atenderse con mayor celeridad?
-Las zonas más deprimidas del Estado están en Huancavelica y Apurímac, que se comparan con el África negra. Sin dejar de considerar que la pobreza se incorpora en las grandes ciudades como en Lima. Ambas son importantes y para eso existen ministerios. Ahora eso tiene que ir acompañado con la negociación de los gremios mineros para usar el impuesto a las sobreganancias mineras, eso va a permitir la redistribución desde el Estado.

-¿En el gobierno anterior se impulsó la llamada Responsabilidad Social Empresarial. ¿Se logró avanzar en ella?
-Es loable, es positivo, pero tiene que desarrollarse más. La participación empresarial fue claramente insuficiente. Creo que los gremios empresariales deben asumir la autocrítica que hicieron en el año 2007 “No hay patria, si hay un solo peruano excluido”. Pero más allá de la cuestión declarativa no se hizo cumplir. Los empresarios no se comprometieron con la política de inclusión social. De lo contrario, no hubiese salido Ollanta Humala en el 2011.


Rocío Vara
Redacción


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

Deje un comentario

Espere...