Gasoducto en la mira de narcoterroristas

El director de la empresa Servicios Aéreos de Los Andes, Carlos Augusto Dammert, propietario de dos de los tres helicópteros destrozados por la facción senderista de los hermanos Quispe Palomino que opera en la selva del Cusco, advirtió que el próximo objetivo de los narcoterroristas es sabotear el gasoducto del proyecto Camisea.

| 07 octubre 2012 12:10 AM | Política | 2.1k Lecturas
Gasoducto en la mira de narcoterroristas
Así quedó unos de los tres helicópteros destruídos por los subversivos.
Dice director de empresa dueña de dos de los tres helicópteros incendiados por narcoterroristas en Kiteni.
2157

Dammert indicó que la tubería corre peligro de un atentado, luego que un grupo de 25 a 30 narcoterroristas atacara en la madrugada de ayer el aeródromo de Kiteni, del distrito de Echarate, La Convención, Cusco, y destruyera tres helicópteros de dos compañías privadas que brindan servicios de transporte a la empresa Transportadora de Gas del Perú (TGP).

El empresario indicó que el objetivo de los remanentes senderistas es dejar sin energía eléctrica a una gran parte del país, pues un ataque al gasoducto impediría el abastecimiento de gas para la producción de electricidad.

“Ya deben estar planeando un atentado contra el ducto de Camisea, lo que afectaría la generación de electricidad de una zona del país”, dijo.

Añadió que, luego del secuestro de los trabajadores del proyecto Camisea ocurrido en abril, las fuerzas combinadas del Ejército y la Policía resguardaron el aeródromo de Kiteni, pero después se retiraron. “Exhorto al gobierno a enviar agentes a fin de evitar otro atentado”, añadió.

Dammert insistió en que, de no tomarse medidas de precaución y seguridad para proteger esta nueva incursión terrorista, podría ser el anticipo de un posible atentado contra el proyecto Camisea.

“Temo que este atentado contra los helicópteros pueda ser el inicio de un programa que conlleve a atentar contra el ducto del proyecto, para dejar al país con una carencia de energía significativa”, manifestó.

Dammert explicó que la empresa TGP transporta gas y líquidos a plantas generadoras que producen el 50% de la energía eléctrica del país y más del 80% del GLP y requiere garantías y seguridad para continuar con las operaciones.

El atentado de ayer se registró a las 00:30 y ha paralizado el abastecimiento de gas y líquidos que sirven para activar las plantas generadoras de electricidad y del licuado de petróleo, aseguró en un comunicado la empresa TGP.

La empresa transportadora de gas señaló que los tres helicópteros, que resultaron completamente destruidos, eran utilizados, además, en el servicio de transporte aéreo de supervisión y mantenimiento de los servicios de operaciones y del sistema de transporte del proyecto Camisea.

Luego del ataque a las naves, TGP informó en un comunicado haber suspendido el servicio de mantenimiento del gasoducto, pero reiteró el compromiso de continuar con profesionalismo el transporte de gas y líquidos, con las garantías de seguridad que deberá proporcionar el gobierno.

ASÍ FUE EL ATAQUE
De acuerdo con los primeros informes de la Policía, el ataque ocurrió en la misma zona donde se realizan las operaciones militares y policiales que enfrentan a los remanentes terroristas del valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro (Vraem) encabezados por Víctor Quispe Palomino, “José”, cuando en abril pasado iniciaron sus acciones en La Convención.

Los terroristas aprovecharon la oscuridad e ingresaron al aeródromo y atacaron con granadas y otros explosivos a los helicópteros que se incendiaron por completo, quedando reducidos a un amasijo de fierros.

Las primeras versiones policiales aseguran que los subversivos, efectuando disparos de amedrentamiento, redujeron a los trabajadores de seguridad Raúl Palacios Tacure y Octavio Mamani Túpac.

Seguidamente colocaron y detonaron explosivos sobre los dos helicópteros de la empresa Andes y el tercero de matrícula B3 Ob 1949-P de la empresa Helisur. La versión fue proporcionada a la Policía por José Matallana Gárate, encargado del área de seguridad de la empresa Security Coga Kiteni.

Matallana reveló a la Policía que los terroristas ingresaron al aeródromo a través de una vía afirmada y cortaron la malla metálica con hachas y machetes y volaron los helicópteros. Los atacantes destruyeron también la garita de control de ingreso del aeródromo.

Cuatro horas después de la incursión llegó al lugar una patrulla de las fuerzas combinadas al mando del coronel PNP Carlos Reyes Florián, y personal de la Dircote y el Ejército, para iniciar las investigaciones.

El Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas dispuso que el Comando Especial del Vraem intensifique las operaciones y acciones de persecución para la captura de los terroristas.

De otro lado, sin referirse al ataque, el ministro del Interior, Wilfredo Pedraza, anunció el aumento del personal policial, la compra de equipos especiales y la instalación de nuevas bases en el Vraem.

VOCERO OFICIALISTA JAIME DELGADO
Condenan el ataque
El vocero de la bancada oficialista, Jaime Delgado, calificó de cobarde el ataque contra tres helicópteros en Kiteni. “Tenemos que estar unidos frente a la lucha contra el terror. No podemos titubear. Esto es una muestra de reacciones que se están dando porque el gobierno está enfrentando la situación”, dijo.

El legislador expresó su respaldo y solidaridad a las fuerzas del orden por desarrollar una labor que no quisieron enfrentar las anteriores administraciones, y dijo que todo el país debe contribuir a combatir en forma severa al terror.

“Hemos tenido años donde los gobiernos se hicieron de la vista gorda, en zonas liberadas en las que nunca se quiso enfrentar. Entonces éstas son las reacciones de estos subversivos frente a la acción del Estado”, manifestó.

Loading...


En este artículo: | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD