Gas barato con nuevo gasoducto

Presidente Ollanta anuncia, al iniciar construcción de Gasoducto Andino, megaproyecto de más de mil kilómetros de longitud. Medidas para bajar precio comienzan en 90 días. La meta: 50 por ciento.

| 30 marzo 2012 12:03 AM | Política | 1.8k Lecturas
Gas barato con nuevo gasoducto
Presidente aseguró millonaria inversión para construir el gasoducto del sur.
1860

“En este gobierno vamos a tener gas barato y energía barata, no solamente para los que pueden pagar sino, sobre todo, para esos que están necesitando que la energía y el gas sea más barato”, afirmó ayer el presidente Ollanta Humala en el inicio de las obras de construcción del Gasoducto Surandino, en Quillabamba, Cusco.

Tras reconocer que las grandes obras de infraestructura para la masificación e industrialización del uso del gas tomarán un tiempo para su puesta en funcionamiento, ratificó que las medidas a corto plazo para garantizar el uso del gas barato “las desarrollaremos en 60 a 90 días”.

“Pero las estamos haciendo ya. Y Quillabamba será la primera beneficiada con este proyecto de gas barato. Ese es mi compromiso con ustedes”, resaltó.

En declaraciones a la prensa, Humala precisó al respecto que la exigencia, hecha por su administración, es que la reducción del precio de gas para el consumo debe ser de un nivel no menor al 50 por ciento.

MEGAPROYECTO, MEGAINVERSIÓN
Destacó que la construcción del Gasoducto Surandino, esencial para la masificación y abaratamiento del gas, es el proyecto más importante de los últimos cien años en el Perú, y anotó que la disponibilidad del gas natural es ya una realidad y va a modificar positivamente las vidas de los peruanos.

“Es un proyecto faraónico, pero real. Un proyecto que va a cambiar no solo la vida del Cusco sino del país y particularmente del sur del Perú... Es uno de los más grandes que se han hecho en los últimos cien años. Son más de 16 mil millones de dólares los que, a priori, van a estar presupuestados”, subrayó.

Especificó igualmente que en el diseño de las tuberías que llevarán el gas natural de Camisea al polo petroquímico ubicado en un puerto del sur peruano, está incluida también la correspondiente a la fibra óptica que, anotó, contribuirá a mejorar sustancialmente las comunicaciones de las cinco regiones del sur andino que atravesará esta magna obra.

“Este tema es multisectorial, en el cual el Estado no es simplemente un inquilino. El Estado es socio en este proyecto, a través de Petroperú, de tal manera que los peruanos vamos a tener una renta muy importante, a través de una empresa nacional que se la está jugando por el desarrollo del país”, enfatizó.

PROMESA
Al presidir el inicio oficial de la construcción del Gasoducto Surandino, Humala confirmó que el gasoducto, de más de mil kilómetros de longitud, será construido por la empresa Kuntur, a partir de abril próximo.

“Una de las grandes promesas, no solo de la campaña, sino de las aspiraciones del país, ha sido qué hacemos con el gas. Tiene que ser una herramienta o instrumento de desarrollo nacional para achicar la brecha entre los que más tienen y los que menos tienen”, puntualizó.

En ese sentido, refirió que la megaobra restablecerá el equilibrio económico, pues, anotó, “el sur del país siempre estuvo en desventaja y bastante desequilibrado” en este tema y en materia de inversiones, con respecto al norte.

El mandatario descartó también que este gran proyecto origine conflictos sociales en el sur del país, pues “el proyecto Camisea y el Gasoducto del Sur es un tema de unidad nacional, no es un tema que divide. Une a sus autoridades y sus comunidades que están deseando este proyecto”.

NO A LA EXPORTACIÓN
El jefe de Estado recordó que el esquema de la industria gasífera fue construido, en el pasado, no para resolver los problemas de las poblaciones de las regiones productoras de este recurso energético como, por ejemplo, Quillabamba, sino con miras a la exportación.

Manifestó que esa situación está cambiando en su administración. “Quiero señalar claramente que los compromisos que hemos asumido con el país, del desarrollo y la inclusión social, se cumplen. Y el gas es un instrumento para la inclusión social y el desarrollo de país. Y ese compromiso lo cumplimos a partir de este año”, remarcó.

Tras calcular que el Gasoducto Surandino creará más de 40 mil puestos de trabajo, Humala anotó que su funcionamiento puede hacer crecer la economía en más del dos por ciento del Producto Bruto Interno (PBI).

POLO PETROQUÍMICO
Destacó que el citado gasoducto permitirá el surgimiento de industrias conexas como la próxima construcción de una planta petroquímica en un puerto del sur peruano, a cargo de la brasileña Petrobras, y que será el primer polo de desarrollo de su tipo de la costa sur del Pacífico. “Por lo tanto, el Perú se pone a la vanguardia de lo que es la petroquímica”, apuntó.

Entre la lista de anuncios de obras de infraestructura para la región Cusco, el jefe de Estado citó la edificación de una planta de fraccionamiento de gas en la localidad de Kepashiato, así como de una planta envasadora del recurso en Quillabamba, a cargo de Petroperú, y que permitirá ofrecerlo a precios asequibles al pueblo. Igualmente, ofreció energía barata a la región Cusco, a través de la construcción de una central termoeléctrica de 200 megavatios, cuya responsabilidad estará en manos de Electroperú.


Ollanta Humala hizo anuncio en Quillabamba.

PRÓXIMA SEMANA
Anunciará liberación del lote 88

El presidente Ollanta Humala anunció que la próxima semana informará al país la liberación de la producción del lote 88 del yacimiento gasífero de Camisea para el uso exclusivo del consumo interno nacional.

“El sistema del gas en el pasado fue hecho con miras a la exportación, con miras a otros intereses, sin tomar en cuenta los intereses de la región que pone el gas. Eso va a cambiar en nuestro gobierno y ya está cambiando”, subrayó.

Humala hizo hincapié en el esfuerzo que significará modificar todo el esquema pro exportador del gas de Camisea, instalado por sus antecesores.

“Porque el sistema estaba hecho al revés, (ya que) para envasar acá el GLP, en balones de gas, teníamos que traer (el recurso) de la costa. El gas que sale de Camisea se está yendo a la costa. Ahora, tenemos que hacer el esfuerzo, y traer una parte de ese gas aquí, en donde debió haber empezado la masificación de su uso”, especificó.


Javier Soto
Redacción


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo:


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD