García usa políticamente la victoria de selección de fútbol

Dispuso que avión presidencial traslade a selección peruana a Lima para que asistan a reinauguración de Estadio Nacional con obras a medio concluir y con sobrevaloración escandalosa.

| 24 julio 2011 12:07 AM | Política | 1.7k Lecturas
García usa políticamente la victoria de selección de fútbol
El estadio lucía ayer de esta manera.

Más datos

DETALLE

Otra de las obras de “ego colosal” de Alan García, el Teatro Nacional, metida en el paquete de “urgencias” de los colegios y el estadio, fue “inaugurada” también ayer por el mandatario en funciones, cuando hasta entrada la tarde los trabajadores de esta infraestructura laboraban, a marchas forzadas y en medio del estrés generalizado, para retirar de su fachada, en camiones, los tablones que sirvieron para su edificación.
1728

“El mandatario dispuso que avión presidencial traslade a Lima a Selección Peruana de Fútbol para que asistan a inauguración de Estadio Nacional”, informaron el día de ayer los voceros de Palacio de Gobierno a través de su cuenta en la red social twitter.

De esta forma el presidente Alan García empezó una operación para montarse sobre el importante triunfo alcanzado por el cuadro peruano ante Venezuela, que permitió a nuestro país obtener la medalla de bronce correspondiente al tercer mejor equipo de la Copa América.

Como se sabe, García inaugurará hoy por la noche, contra viento y marea, el modernizado Estadio Nacional, una controversial infraestructura cuyo costo de obras civiles ha sido groseramente sobrevaluado, y que nuestra primera autoridad política ha convertido en otra de sus faraónicas obsesiones.

Enormes montículos de desmonte y de restos de materiales de construcción desparramados por toda la explanada del primer escenario deportivo del país, una de las joyas de la corona del saliente mandatario, Alan García, son la prueba más que evidente de una obra inaugurada solo para satisfacer su ego monumental.

En recorrido por los exteriores del coloso de José Díaz, LA PRIMERA comprobó ayer el agitado apuro de los operarios de esta remodelación, a cargo de la controvertida compañía constructora DHMont, y la desesperación de los ingenieros responsables de de esta obra.

Hace dos años, el Instituto Peruano del Deporte (IPD) anunció la remodelación y ampliación del Estadio Nacional, el sembrado de gras natural, la instalación de una pista atlética sintética y el techado de las tribunas, a un costo de 20 millones de soles pero hasta hoy se gastaron 115 millones de soles, sin ninguna explicación aceptable.

El proyecto fue presentado con gran pompa por el presidente del Instituto Peruano del Deporte, Arturo Woodman, ante la Asamblea de la Organización Deportiva Panamericana (Odepa). La obra, según el funcionario, estaría lista en un lapso no mayor a un año.

LA MANO DE GARCÍA
En declaraciones a LA PRIMERA, el parlamentario Pedro Santos dijo esperar que la Fiscalía de la Nación “haga su trabajo”, respecto a las denuncias presentadas ante ese organismo contra el exministro de Educación, José Antonio Chang, y los principales funcionarios del Instituto Peruano del Deporte (IPD), encabezados por Arturo Woodman por haber incluido al estadio en la remodelación de los “colegios emblemáticos”, a través de una “fe de erratas”,

A Chang se le imputa el delito contra la administración pública en la modalidad de malversación, por ser quien formuló el decreto de urgencia 004-2009, que crea el Programa Nacional de Recuperación de las Instituciones Públicas, Educativas, Emblemáticas y Centenarias, que comprende a 49 colegios.

A los dos días de la expedición del decreto suscrito por Chang y el presidente García, el 12 de enero del 2009, se publicó en el diario oficial una “fe de erratas” que incluyó al Estadio Nacional entre las instituciones a ser rehabilitadas, remodeladas y a ser objeto del equipamiento de su infraestructura, pese a no ser un centro educativo.

Santos dijo que la utilización de este mecanismo fraudulento fue para destinar ingentes recursos públicos para la ejecución de la obra, afectando el presupuesto de 2009 y, peor aún, beneficiando a empresas contratistas con precios sobrevalorados, entre ellas DH Mont, la misma que –anotó- se apropió del aeródromo de Collique, con el respaldo del gobierno.


Javier Soto
Redacción

¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.



...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD