García usa los funerales para levantar su imagen

En medio de honores que más parecían para un jefe de Estado, el presidente Alan García impuso ayer, de manera póstuma, la Orden El Sol del Perú en el Grado de Gran Cruz al reconocido cantante y compositor criollo Arturo “Zambo” Cavero, cuyo ataúd recorrió las calles de Lima en una carroza tirada por caballos y conducida por un integrante de la guardia de honor Húsares de Junín y resguardado por miembros de la seguridad del mandatario, apoyados por contingentes de policías uniformados.

| 12 octubre 2009 12:10 AM | Política | 1.3k Lecturas
García usa los funerales para levantar su imagen
Sostienen que García utiliza la imagen de su amigo para subir sus bonos.
Congresistas, analistas y lectores critican utilización política del deceso del gran cantante “Zambo” Cavero. Alto al circo.

Más datos

Decenas de lectores llamaron hasta la redacción de LA PRIMERA para criticar el exagerado afán de figuración del mandatario Alan García, quien al parecer dirigió las aparatosas exequias del cantante.
1316

“Para que todos los que crean música y estética, aquellos que tienen el don de la instrumentación, aquellos que tienen la voz y la capacidad de imaginar nuevos ángulos creativos en la música y la canción sepan que siempre los reconocemos porque son banderas de identidad, de patriotismo y de nacionalidad”, indicó García en palabras dirigidas a quien en vida fuera su amigo y con quien grabó un spot propagandístico en el 2001 que muchos consideran importante para la resurrección política del líder aprista tras el fracaso de su primer mandato (1985-90).

Previamente a la llegada del cortejo fúnebre al Patio de Honor de Palacio de Gobierno, el mandatario salió a su encuentro en el cruce de las avenidas Huancavelica y Carabaya.

Luego, acompañado de miembros del gabinete ministerial encabezado por el primer ministro, Javier Velásquez, García, muy cerca al ataúd, lo acompañó hasta los exteriores de la municipalidad de Lima.

Llamó la atención que la iglesia de las Nazarenas, donde se rindió una misa en cuerpo presente estuviera resguardada interna y externamente por agentes de Seguridad del Estado, pese que el mandatario no estaba presente. Policías a pie y motorizados abrieron paso al cortejo fúnebre hasta la Plaza de Armas, encabezados por los Húsares de Junín.

Fue esta misma guardia de honor la que recibió el ataúd de Cavero en el patio de Palacio que luego fue conducido hasta el Congreso en la misma carroza que se suele destinar para el traslado de restos de ex jefes de Estado.

El mandatario, esta vez, acompañó el féretro hasta el cruce de los jirones Lampa y Junín antes de abordar su vehículo oficial que lo llevó a Palacio. Los homenajes póstumos a Cavero fueron transmitidos en forma permanente por el Canal del Estado, como sucedió desde el día de su muerte, ocurrida el pasado viernes.

Toda esta fastuosidad, que al mismo “Zambo” Cavero le hubieses parecido excesiva, fue criticada no sólo por el público general sino por congresistas y analistas políticos.

El congresista de Alianza Parlamentaria, David Waisman, criticó el exceso de protagonismo manifestado por el presidente García en los funerales y no dudó en afirmar que el mandatario está usando a un artista popular para rehabilitarse de la caída en los niveles de aprobación que afronta, para lo cual -dijo- quiere dar la imagen de estar con los artistas queridos por el pueblo con la intención de congraciarse con la población y para tender una cortina de humo sobre hechos como el “Baguazo”, los “petroaudios”, la privatización de Paita, etc.

Waisman aclaró que no está contra el homenaje a un cantante de la talla de Arturo “Zambo” Cavero, pero señaló que “cada cosa tiene su lugar”.

Vilma Escalante
Redacción


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo:


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD