García sospechoso de robo de USB de Giselle Giannotti

Fernando Rospigliosi declaró que expresidente y Del Castillo son los principales sospechosos. El exmandatario citado como agraviado a audiencia del 12 de agosto estará frente a frente con jefe de BTR Ponce Feijóo.

| 04 agosto 2011 12:08 AM | Política | 16.4k Lecturas
García sospechoso de robo de USB de Giselle Giannotti
Irá al juicio en calidad de agraviado, pero deberá responder graves imputaciones.

Más datos

Decisión unánime

Mañana en audiencia de las 9:30 a.m. han sido llamados a declarar en el caso BTR, los principales personajes del caso Petroaudios, Rómulo León y Alberto Químper, aunque este último ya anunció que no se va a presentar por problemas de salud. Además, se espera la asistencia de la congresista reelecta Luciana León y de César Nakazaki, abogado del exdictador Alberto Fujimori.
16489

La Segunda Sala Penal de Reos en Cárcel, que preside el juez Iván Sequeiros, ha citado para el viernes 12 de agosto al expresidente aprista Alan García, en calidad de agraviado en el caso Business Track (BTR), para confirmar si sus comunicaciones privadas fueron interceptadas por elementos de la empresa Business Track, y responder sobre las imputaciones contra él y otros dirigentes del Apra, de haber interferido en el proceso, desapareciendo pruebas que involucraban a su régimen en hechos de corrupción.

De otro lado, el exministro toledista y confidente de la embajada norteamericana, Fernando Rospigliosi, quien entregó los Petroaudios a la prensa, afirmó ayer tras declarar en el citado proceso, que el gobierno de García es el principal sospechoso de la desaparición y manipulación de las pruebas en la etapa previa al proceso, debido al interés de gente de su entorno, como Del Castillo, en desaparecer cualquier prueba que revele sus negociados con el lobista petrolero Fortunato Canaán.

“Sin ninguna prueba algunos delincuentes –referencia a los acusados de haber interceptado comunicaciones telefónicas de autoridades, empresarios y empresas durante muchos años- buscan distraer políticamente a la opinión pública”, dijo García en una nota de prensa difundida el pasado cuatro de julio, que además, después de haberlo negado, admitió que sí se reunió con el exsubdirector de Inteligencia Naval y gerente general de Business Track, Manuel Elías Ponce Feijóo.

Sabía
“García sí sabía lo que hacían Del Castillo y (su secretario, Luis) Nava. García destituyó a Hernán Garrido Lecca del ministerio y sacó a Fortunato Canaán, pero el negocio (sobre lotes petroleros) seguía. No hay seguramente un audio pero García sí sabía, y por similar delito Fujimori está preso. Por eso, García tiene que estar en la cárcel y en la cárcel lo quiero ver. Todo el mundo sabe que es un mentiroso y un sinvergüenza”, le respondió días después Ponce.

Ponce manifestó, además, aquella vez, en el penal Castro Castro, que es un perseguido del gobierno aprista por haberle malogrado el proyecto político de 15 años que iba a ser financiado mediante los faenones de los lotes petroleros promovidos por Del Castillo, el exministro aprista Rómulo León y el exdirectivo aprista de Perupetro Alberto Químper.

“La verdad ya todo el mundo la conoce, que quisieron apropiarse de Petrotech y que perdieron. Se les fue su proyecto político de 15 años de gobierno aprista, basado en esos faenones”, sostuvo Ponce, además de llamar “ladrón” al expresidente.

Los sindicatos
En la continuación del juicio oral del caso BTR, el exministro del Interior Fernando Rospigliosi, quien se presentó en calidad de agraviado, afirmó ayer que el gobierno saliente es el principal sospechoso de la desaparición y manipulación de las pruebas en la etapa previa de este proceso.

“Sin ninguna duda, el gobierno de Alan García es el principal sospechoso de la desaparición de los USB de Giselle Giannotti, y Del Castillo está involucrado hasta el cuello en el caso Petroaudios porque él era uno de los que contactaba a Canaán para hacer negocios. Por tanto, Del Castillo estaría también implicado en la desaparición de las pruebas en el caso BTR porque es el interesado en el asunto”, dijo Rospigliosi.

Refirió que en la desaparición de los audios y la manipulación de las pruebas la Policía o la Fiscalía no actuaron por cuenta propia, sino que personajes poderosos ejercieron presión para desaparecer las pruebas que pudieran involucrarlos en delitos de corrupción.

“Alguien los sustrajo (audios), ya sea en la Policía o la Fiscalía o en el Poder Judicial. En algún momento del proceso lo desaparecieron. Se trata de gente poderosa. Ha habido una injerencia política, de gente muy poderosa que ha tratado de borrar las pruebas. Por ejemplo, aparecieron audios de la suite de Canaán que desaparecieron del proceso, tratando de contaminar el proceso que se empieza a derrumbar, que eso es lo que realmente querían”, anotó.


Henry Campos
Redacción

¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


En este artículo: |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD