García se pone nervioso cuando le recuerdan “narcoindultos”

El expresidente Alan García ha denotado, una y otra vez, nerviosismo cuando es preguntado por el caso “narcoindultos”, y por ello es su tendencia a soltar dardos mediáticos contra los que considera sus oponentes políticos, afirmaron un integrante de la Megacomisión legislativa que lo investiga y un analista político.

| 24 marzo 2014 09:03 PM | Política | 1.4k Lecturas
García se pone nervioso cuando le recuerdan “narcoindultos”
Se pone nervioso cuando le recuerdan “narcoindultos”
Y lanza otra frase sin mayores detalles. “A mí no me pagaron para dejar que una avioneta del narcotráfico despegase”, dijo
1415

Ante ello, expresaron que es posible que García tema lo que pueda ocurrir en el Parlamento con las conclusiones y recomendaciones de los informes del grupo investigador.

Agregaron que ello lo habría forzado ayer a deslizar, a manera de ataque, la frase: “A mí no me pagaron para dejar que una avioneta del narcotráfico despegase”, sin dar mayores detalles y menos a identificar a quien se refería, tal como lo hizo hace varios días, cuando lanzó otra expresión: “yo reconozco a mis hijos”.

El integrante de la comisión legislativa que investiga su segundo gobierno, Juan Pari manifestó que García ha entrado en pánico, y su excesivo nerviosismo por las pruebas contundentes de las investigaciones parlamentarias que comprometen su segunda gestión lo está obligando a recurrir a su vieja estrategia de desviar la atención con arremetidas contra sus rivales.

Él está buscando elementos distractores para evitar los problemas que mantiene y por los cuales va a tener que rendir cuentas”, dijo.

Pari expresó esperar de García la debida consecuencia con su propia satisfacción del ejercicio de dos mandatos presidenciales, en caso sea inhabilitado políticamente por el Parlamento.

Nosotros simplemente estamos evaluando e investigando su segunda gestión. Vemos los hechos concretos y los indicios que puede haber, en una u otra infracción (constitucional). En todo caso, los temores solo son de él, y el que lanzó su candidatura (presidencial) fue García, no nosotros”, anotó.

El analista Juan Sheput dijo que la pesquisa de la Megacomisión sobre el caso narcoindultos demuestra que García ha perdido la compostura política, al entrar en múltiples contradicciones, respecto a su papel en el festival de indultos y conmutaciones a narcotraficantes en su segunda administración.

Alan García ha demostrado pérdida de reflejos. Ha perdido también toda compostura en el panorama político. Y se ha visto afectado, por estar acostumbrado a las entrevistas dóciles”, subrayó.

Sheput refirió también que, mientras por un lado, García dice pontificar sobre el ejercicio de la “gran política”, por otro recurre a bajezas como la acusación sobre la paternidad del congresista Sergio Tejada o de oscuros negociados con narcotraficantes para el libre tránsito de la droga en la selva.

Estas contradicciones permanentes demuestran que García está pasando por un proceso de gran tensión, pues se siente desbordado, en el ámbito político, por lo que ve como ‘amenaza’ a las investigaciones de la Megacomisión”, enfatizó.

LO QUE DIJO

En una entrevista al programa televisivo “Sin peros en la lengua” de América Televisión, el expresidente Alan García dijo “no saber” si el caso “narcoindultos”, incluido en el informe final de la comisión legislativa que lo investiga, será el punto débil de su pretendida aspiración a un tercer mandato presidencial, en el 2016.

No lo sé. Mire, yo he usado la Constitución escrupulosamente y he respetado las leyes”, se justificó.

El exmandatario minimizó la cantidad de narcotraficantes indultados y conmutados irregularmente durante su segundo gobierno. “Esas son barbaridades. Déme usted las cifras: cinco mil quinientos”, anotó.

Insistió en evadir su responsabilidad en este hecho y en la liberación de capos del tráfico de drogas, indicando que la potestad de un jefe de Estado es verificar que los casos no están en lo que la ley prohíbe. “¿Son terroristas? ¿Son secuestradores? ¿Son violadores? No. Por consiguiente, acepte usted lo que le proponen”, apuntó.

Y, a manera de defensa, el exjefe de Estado sostuvo que “las personas (indultadas y conmutadas) que vuelvan a delinquir tendrán el doble de la pena”.

ATAQUE

Cuando le insistían sobre el caso narcoindultos, García optó nuevamente por desviar la atención y pasar al ataque contra una denuncia suelta contra un oponente político que evitó identificar.

Déjeme decirle algo. Si hablamos de narcotráfico, a mí jamás me ha pagado nadie para que deje despegar su avioneta de la selva. Ya verá usted… Usted verá en las cosas que están publicadas… Yo no he tenido nunca ninguna relación con un traficante, ni nadie que venda al exterior, ni nadie que despegue avionetas, ni haya recibido dinero por eso”, remarcó.

Javier Soto


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


La Primera Digital

La Primera Digital

La Primera Digital

Colaborador 9324 La Primera Digital