García quiere aplicar ‘fórmula de la patada’

Abrumado por el cúmulo de ­errores de funcionarios apristas y ministros, como el caso de Luis Alva Castro, y por los escándalos protagonizados por los “compañeros” a poco menos de dos ­años de gobierno, el presidente Alan García perdió ayer los papeles y sostuvo que debe aplicarse la “fórmula de la patada” contra los funcionarios públicos que se aprovechen de su situación para beneficiarse con dinero proveniente del fisco, acotando que en el caso de que se trate de militantes apristas, deben ser echados “de dos patadas”.

| 18 abril 2008 12:04 AM | Política | 966 Lecturas
Irritado, el Jefe del Estado ofreció sacar a patadas a los funcionarios del Banmat.
Presidente pierde los papeles afectado por errores garrafales de sus ministros y funcionarios apristas, pero no cambia gabinete.

Más datos

DATO

También se suscitó la fallida compra de patrulleros y la presunta sobrevaluada adquisición de material antimotín por parte de la cuestionada gestión del conspicuo militante aprista Luis Alva Castro frente al portafolio del Interior, quien continúa siendo blindado por el Presidente a pesar del pedido de una gran parte de la ciudadanía, que reclama su salida por la reciente muerte de dos campesinos que participaban del paro agrario en Ayacucho a manos, presuntamente,
de un policía.
966

“Ahora habrá que aplicar la fórmula de las patadas bien puestas, y echar a todos éstos, porque no van a malograr, uno se rompe el lomo trabajando en el friaje, se rompe el lomo distribuyendo computadoras a 4,500 metros de altura para que unos imbéciles vengan a aprovecharse de eso, yo no lo voy a permitir y mi instrucción ha sido: a todos esos sáquenlos a las patadas”, expresó el Mandatario.

García Pérez se refirió a los actos de corrupción en que incurrieron funcionarios del Banco de Materiales (Banmat) y del Instituto Nacional de Becas ­(Inabec), aunque el Jefe del Estado no mide con la misma vara a los funcionarios que incurren en actos de corrupción durante su gobierno, y no pidió en su momento que gente de su entorno sea echada a patadas de sus cargos, sino más bien los blindó y continúa haciéndolo hasta el hartazgo.

Entre los principales casos se recuerda lo sucedido con el jefe de procuradores, Gino Ríos Patio, quien utilizó abogados del Estado para su juicio de divorcio y un auto designado a su despacho para trasladar a una joven que labora en el Ministerio Público a una universidad donde realiza sus estudios de maestría. No fue echado a patadas.

Pero fue el militante del ­APRA Carlos Arana quien inau­guró este rosario de denuncias, cuando fue contratado por el entonces ministro de Vivienda, Hernán Garrido-Lecca, primero como viceministro y luego como jefe del Programa ­Agua Para Todos.

El Consejo Superior de Contrataciones y Adquisiciones del Estado (Consucode) demandó a Arana porque la empresa que representaba, Corporación Constructiva S.A., ­adulteró documentación para poder renovar la inscripción como ejecutor de obras, y continuar participando de licitaciones convocadas por el Estado. A él tampoco lo sacó García a patadas.

El propio Garrido-Lecca protagonizó un sonado caso cuando, como ministro de Vivienda, su despacho compró contenidos noticiosos en los medios de la mafia fujimontesinista pertenecientes a Moisés Wolfenson. Y no salió a patadas.

Vilma Escalante
Redacción


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD