García prefiere un pueblo sin memoria

El presidente Alan García minimizó ayer el pedido de diversas personalidades, encabezadas por Mario Vargas Llosa, y la defensora del Pueblo, Beatriz Merino, para que cambie su decisión de rechazar la donación alemana de dos millones de dólares destinada para la construcción de un Museo de la Memoria.

Por Diario La Primera | 02 mar 2009 |    
García prefiere un pueblo sin memoria
El presidente Alan García enreda sus palabras para sostener lo insostenible.
Centenar de personalidades, encabezadas por Mario Vargas Llosa le han pedido que rectifique su decisión sobre el Museo de la Memoria, pero no da su brazo a torcer.

Más datos

DETALLE

Del mismo modo, la ministra de Justicia, Rosario Fernández, expresó su confianza en que el gobierno alemán accederá a pedido del gobierno para que donación sea destinada a reparar a víctimas.

García justificó de un modo confuso la decisión de su gobierno, y hasta pidió que no hagan “tanto salto sobre el tema”, “pues hay quienes creen que las cosas fueron así o que las víctimas fueron éstas. A veces se dice, no señor las cosas fueron de esta manera, y las víctimas fueron otras, y la verdad fue asÑ Nadie puede negarse y mucho menos yo. Lo que quiero es que sea una cosa plural, democrática, incluyente, de todos los que han sentido de alguna manera que este fue un momento terrible para la patria”, dijo.

Atribuyó el pedido de este vasto sector de la población para que su gobierno acepte la construcción de este Museo de la Memoria, a un supuesto ánimo de venganza que aún persiste en nuestra patria. Y sin embargo, justificó el accionar de una parte de las Fuerzas Armadas en la guerra que afrontamos en las décadas 80 y 90 del siglo pasado y lo atribuyó a “errores” que siempre ocurren.

“Eso sí, integremos todo en un solo concepto, la memoria es la suma de los recuerdos que tiene el país y su análisis”, reflexionó, porque para García no existe un concepto integral de lo que sucedió.

Tras el informe de la Comisión de la Verdad, “había que haberse hecho una encuesta, y muchísimos peruanos decían eso no es así, hay exageración, hay exceso, esos peruanos también deberían meter su parte de interpretación, me parece lógico y democrático”, siguió con su perorata nada convincente.

Para rematar su dislocada alocución, el presidente acotó “nosotros pensamos que la memoria no es patrimonio de un solo grupo por inteligencia que crea o de la mejor universidad en la que esté, la memoria es nacional”.

Vilma Escalante
Redacción


    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.