García debe pedir disculpas

Las constantes mentiras del expresidente Alan García sobre su record académico y contra los medios que realizan investigaciones en torno sus títulos académicos, le pasarán factura a sus pretensiones electorales, afirmaron a diario UNO un congresista y un analista político.

| 19 agosto 2014 12:08 AM | Política | 2.6k Lecturas
García debe pedir disculpas
García debe pedir disculpas
Le costará caro haber faltado a la verdad

Más datos

Indican que debe pedirle disculpas al país por sus persistentes mendacidades a fin de no perjudicar su imagen como expresidente y como posible candidato presidencial.
2634

El analista Juan Sheput aseguró que García no tiene argumentos sólidos para rebatir las serias acusaciones que hay en su contra, por lo que, anotó, plantear el tema del presunto “favorecimiento” de la torta publicitaria, como respuesta, es evadir el tema de fondo.

Si no se aclaran estos asuntos, como los narcoindultos, las pesquisas de la Megacomisión y las falsedades sobre su historial académico, que van a ser materia de la campaña electoral, entonces no hay que descartar que estos temas le pasen la factura a Alan García, si no los aclara”, subrayó.

Yo creo que, por su propio bien, sería bueno que Alan García aclare todas las dudas que hay respecto a su trayectoria, y no desviar el tema en asuntos monetarios que han quedado complemente desvirtuados”, puntualizó.

Dijo que es evidente la angustia y desesperación de García, al no encontrar los argumentos contundentes que le permitan refutar las acusaciones, lo que lo lleva a expresar muchas apreciaciones inexactas. “Por eso es importante que él focalice el asunto, de una respuesta concreta y no se vaya por la tangente”, apuntó.

En todo caso, advirtió que el tiempo juega en contra del exjefe de Estado, al no tener una respuesta concreta a los cuestionamientos sobre las acusaciones de corrupción de su segundo gobierno, las mentiras de su historial académico y otros.

El parlamentario Mesías Guevara advirtió que la credibilidad y posibilidades electorales de Alan García disminuirán ostensiblemente, pese a la extraordinaria ayuda que posee de parte de sus aliados mediáticos y empresariales.

Su credibilidad, prestigio y posibilidades electorales irá disminuyendo sustancialmente. Pese a que él cuenta con el apoyo mediático de cierto sector de la prensa, y por los amigos que tiene en la Confiep, que lo defienden a capa y espada y al modelo económico de desigualdad. Seguramente, ellos estarán nerviosos, al igual que Alan García”, remarcó al tiempo de recomendarle dar las debidas explicaciones al país por los cuestionamientos.

Guevara manifestó que las falsedades en las que han incurrido el exmandatario con los dislates sobre su récord académico y las cifras falsas de la repartición publicitaria estatal en los medios escritos “han demostrado que su palabra y su credibilidad están muy devaluadas”.

A nivel nacional, como congresista del interior del país, yo encuentro una desconfianza creciente hacia Alan García, por más que él quiera desmarcarse con constantes reacciones y presentación mediáticas que permanentemente hace”, dijo.

El parlamentario sostuvo igualmente que el caso narcoindultos han mellado también su imagen ante la opinión pública, “por más que sus allegados mediáticos pretendan opacar o silenciar”.

NADIE LE CREE A GARCÍA

Estas son las mentiras refutadas

El expresidente Alan García mintió al hacerse denominar “Doctor” como figuró incluso en un aviso del Instituto de Gobierno y Gestión Pública de la Universidad San Martín de Porres, del que es director y en una serie de placas en obras de su último gobierno.

La Universidad Complutense de Madrid lo desmintió posteriormente, en respuesta a un ciudadano peruano que le consultó en ese sentido.

Además, hay serios cuestionamientos a la existencia y validez del título de Maestría que García declaró poseer.

Otra falsedad del exmandatario fue la acusación que hizo contra diario UNO, con el eco múltiple de sus defensores en varios medios de comunicación, respecto a la recepción de ingentes sumas de dinero por avisaje estatal en la prensa escrita.

Esta falacia quedó deshecha al conocerse que la mayor parte (47%) de esa torta publicitaria es derivada a los diarios conocidos como los de la “gran concentración”, en los que precisamente están sus amigos mediáticos.

La tercera mentira del exjefe de Estado y sus periodistas amigos fue el exabrupto insultante de calificarnos como “diario chicha”. La opinión pública y los entendidos coinciden en rechazar este sambenito alanista, en base a la independencia, seriedad y credibilidad bien ganadas por nuestro medio informativo en sus siete años de existencia.

Javier Soto


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: |


La Primera Digital

La Primera Digital

La Primera Digital

Colaborador 9324 La Primera Digital