García nervioso se corre de audiencia del caso BTR

No asistió a declarar tras explosivas declaraciones de Alberto Químper a este diario en el sentido que sabía todo acerca de faenones petroleros y de su participación en los negociados de Camisea.

| 23 agosto 2011 12:08 AM | Política | 5k Lecturas
García nervioso se corre de audiencia del caso BTR
Renunció a ser parte civil del proceso.

Más datos

SÍ CONTRATÓ

Kouri y Ponce
En la audiencia de ayer, el exalcalde del Callao, Alex Kouri, quien fue citado como agraviado, reconoció que su gobierno regional contrató a la empresa BTR en el 2008, para una auditoría de las comunicaciones del municipio.

“Kouri ha sido mi amigo, pero ya no lo es. No me visitó ninguna vez en que he estado preso por cerca de tres años”, dijo Ponce, por su parte, a LA PRIMERA.

5068

El exmandatario Alan García evadió por segunda vez presentarse a rendir su manifestación en el juicio oral del caso referido a la interceptación telefónica y electrónica que habría supuestamente realizado la empresa Business Track (BTR), proceso al cual ha sido citado como agraviado. A último momento alegó que declina esa condición y considera que sus expresiones tanto personales como públicas no han tenido carácter confidencial.


Audio parte 1


Audio parte 2


Audio parte 3


“La interceptación de mis correos no obstaculizaron mi labor política. Así que renuncio a ser parte civil de este proceso porque creo que mis declaraciones no van a ser útiles a aclarar este caso”, notificó ayer García mediante un escrito presentado al colegiado A de la Segunda Sala Penal de Reos en Cárcel, que preside el juez Iván Sequeiros.

García no cumplió, por tanto, con la palabra empeñada cuando, siendo presidente, prometió asistir y colaborar con la justicia cuando el tribunal lo citara a aclarar cualquier imputación, como la del gerente general de BTR, Manuel Elías Ponce Feijóo, de haber manipulado las investigaciones preliminares y las pruebas que les fueron incautadas, entre ellas audios de ministros apristas que habrían realizado gestiones ilícitas para la concesión de lotes petroleros de Petroperú y la construcción de cárceles y hospitales.

“Cuando quieran y como quieran, si quieren que sea testigo, iré”, dijo García el 5 de julio, aseverando que Ponce pretendía politizar el caso y evadir a la justicia: “De manera que pueden decir lo que quieran para ver cómo se escapan, politizando las cosas o distrayendo, pero desde el primer día dije: esos delincuentes que escuchan conversaciones hay que capturarlos y penalizarlos”.

La primera vez que García fue citado, el 12 de agosto, alegó que no pudo asistir porque debía rendir su declaración instructiva en un hábeas corpus presentado por José Saire, quien exige la entrega del cuerpo de su hijo Fabián Saire Heredia, abatido en la matanza de El Frontón en 1986, durante el primer gobierno del líder aprista. Ahora no tenía excusa, como había señalado el fiscal del caso Tony García el jueves pasado.

“No existe ninguna razón para que esta segunda vez no asista el expresidente para aclarar este caso”, dijo García Cano a LA PRIMERA; lo que hace pensar que la razón de su segunda inasistencia se debió a lo expresado por el procesado por el caso Petroaudios, Alberto Químper, y publicado ayer en este diario.

El exdirectivo de Perupetro corroboró la versión de que García enviaba a sus ministros Vallejos, María Zavala, Jorge del Castillo y Hernán Garrido Lecca a la suite en el Hotel Country del empresario Fortunato Canaán para facilitarle todos sus negociados y obtener como recompensa por sus gestiones, una jugosa retribución.

“García quería hacer negociados con Canaán en hospitales y cárceles, no en petróleo… Y cuando se escapa la cosa, dice me cagué, porque he mandado a mis ministros, a gente importante; los he mandado hablar con Canaán, y entonces nos sacrifica a Rómulo y a mí por salvar a (Hernán) Garrido Lecca, (Carlos) Vallejos, Mirtha (Cunza), su secretaria, (Luis) Nava y toda su gente. (…)García sabía todo”, afirmó Químper.

Aseveró que García “se hizo rico” en su segundo mandato, porque había más plata. “En su primer gobierno no había tanta plata. En el primer gobierno, García estuvo peleado con los banqueros, así que no podía hacer mucho negocio. Levantó algo, pero no había tanta plata, ahora sí, con Camisea y otros, y a Petrotech pudo haberle sacado algo, por no denunciarlos. García no perdona nada, si se trata de agarrar plata, la agarra”, expresó.

Sin embargo, Químper sostuvo que García evita participar directamente en ilícitos tratos debido a que utiliza a gente de su entorno. “Usa gente siempre, pues. Usa a (Enrique) Cornejo, a Omar Quezada, (Javier) Morán…”, indicó.


Henry Campos
Redacción


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD