García inauguró una obra más a medias

El presidente saliente Alan García se aprovechó una vez más del momento de algarabía del pueblo peruano por el logro de la selección en la Copa América, para reinaugurar anoche el Estadio Nacional, obra que aún falta concluir, en una ceremonia llena de pompa, luces y música.

| 25 julio 2011 12:07 AM | Política | 1.7k Lecturas
García inauguró una obra más a medias
Cuando se juega los descuentos, García inauguró otra obra inconclusa.
Aprovecha la euforia popular por el triunfo de la selección para bañarse de masas y esconder gran faenón del Estadio Nacional.
1788

La costosa remodelación asciende a unos 240 millones de soles y fue incluida irregularmente dentro de la remodelación de los llamados “colegios emblemáticos”, a través de una fe de erratas.

De ese modo, García pudo encargar la obra a la constructora DH Mont, la que se convirtió en una de sus “chocheras” luego del faenón de Collique, en el que el presidente armó una alianza entre esta empresa y Graña y Montero. Ambas empresas forman parte del pequeño club que se alzaron con las principales obras de infraestructura del país, sin necesidad de concursos públicos.

Diversos analistas coincidieron que el presidente García ha preferido el cemento de sus obras inconclusas antes que desarrollar la inclusión social y preocuparse por los problemas sociales y humanos del país.

El analista político Martín Tanaka sostuvo que Alan García llegó al gobierno con la promesa de inclusión social para velar por los más pobres, pero no cumplió esto y se dedicó a construir obras a diestra y siniestra sin terminarlas, pues su objetivo es ser candidato presidencial el 2016.

El psicólogo social Sandro Macassi subrayó que esta inauguración de obras es parte de su “calculo político” para que la población lo recuerde y lo tome en cuenta como un futuro candidato presidencial.

“Lo que quiere García es salir con un nivel de recordación y un nivel de popularidad que le conceda un capital político y tenga una base para postular a las elecciones del 2016”, indicó.

Señaló que el saliente mandatario quiere ser recordado y vivir en la memoria de la población y que lo identifiquen por haber inaugurado grandes obras. “La forma en que está implementando estas obras: el Estadio Nacional, el cristo, el tren eléctrico, los hospitales son megaobras que tienen el objetivo de permanecer visibles, que se mantengan en el tiempo para que la gente lo recuerde”, afirmó.

Además, indicó que García quiere compararse con el expresidente Manuel Odría quien inauguró las grandes unidades escolares y los grandes hospitales. “García muere por subir su aprobación y que la gente olvide los aspectos malos. Piensa que con eso lo recordarán, por los fierros y el cemento”, puntualizó.

El especialista en educación Zenón Depaz dijo que García sistematizó la corrupción en todas las entidades estatales y por eso está enfermo de una compulsión de obras públicas. “Inaugurar obras inconclusas evidencia esta forma corrupta de gobernar y la forma más grave de la corrupción es mentirle a la población con trenes que no funcionan y colegios a medio construir. Usa las mentiras sistemáticamente como si estuviese en campaña electoral y solo manifiesta su desmedida megalomanía”, dijo.

¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


En este artículo: |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD