García la emprende contra damnificados

Chincha. El presidente Alan García volvió a realizar ayer una visita sorpresiva a la zona devastada por el terremoto del 15 de agosto del 2007, a dos días de cumplirse el primer año de la tragedia que dejó más de 600 muertos, miseria y desolación.

Por Diario La Primera | 14 ago 2008 |    
García la emprende contra damnificados
El presidente García provoca a los damnificados con sus visitas sorpresivas.
Dice que los afectados que recibieron los subsidios demoran la reconstrucción. Pobladores están listos para protestas contra el gobierno.

Más datos

DETALLE

El congresista aprista Edgar Núñez dijo que el gobierno no debió engañar a la población afectada diciendo que la reconstrucción iba a ser rápida. Tras recordar que siete de sus parientes fallecieron como consecuencia del sismo, agregó que muchas muertes se debieron a la demora del auxilio oficial e insistió en exigir que el organismo Fondo para la Reconstrucción del Sur  (Forsur) sea dirigido por un residente de la zona afectada.

El mandatario llegó a Chincha (el martes fue Pisco) para inspeccionar algunas obras de reconstrucción y aprovechó la oportunidad para criticar a los damnificados. Dijo, entre otras cosas, que las 18 mil familias que recibieron bonos de 6 mil soles cada una retrasan la reconstrucción, porque no se apuran a comprar materiales de construcción para levantar sus casas.

Asimismo insinuó que los afectados son unos malagradecidos por quemar donativos (ropa) en mal estado y dijo que “la policía recibió un donativo, lo entregó a los damnificados y como algunas prendas tenían hueco, las quemaron. No hay derecho a hacer eso, hay zonas afectadas por el frío a las que les hubiera gustado recibir esa ayuda. Está bien pedir, no exagerar”, declaró García y luego insistió en decir que es injusto afirmar que su gobierno no ha hecho lo suficiente para la reconstrucción.

Visitas provocadoras
Decenas de damnificados criticaron la segunda visita sorpresiva del presidente a la zona devastada calificándola de “oportunista” y “como un insulto” ante las privaciones que padecen.

En diálogo con LA PRIMERA, un grupo de damnificados sostuvo que las visitas sorpresivas del mandatario son una provocación a la población del sur, que se siente estafada por el gobierno porque éste no ha cumplido la promesa de reconstruir de manera rápida sus ciudades.

Asimismo señalaron que los viajes de García a la zona afectada pueden ser una “cortina de humo” para encubrir la ineficiencia gubernamental y denunciaron que hasta la fecha sus necesidades e intereses no han sido atendidos por el Ejecutivo.

Además dijeron que “es muy curioso que, después de brillar por su ausencia más de 10 meses, se le ocurra visitar de manera sorpresiva la ciudad faltando escasos días para que se cumpla un año del terremoto”. “Lo que quiere es provocar a la población y lo va a conseguir”, sostuvieron.


    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.