García dice que Dios le aconsejó liberar a 5 mil

El expresidente Alan García sostuvo que siguió el consejo de Dios al indultar o conmutar la pena a más de cinco mil presos, entre narcotraficantes –la gran mayoría-, asaltantes, “cogoteros” y ladrones, así como un violador, a quienes calificó de personas humildes obligadas a delinquir que sufrían carcelería en condiciones infrahumanas.

| 02 abril 2013 12:04 AM | Política | 3.9k Lecturas
García dice que Dios le aconsejó liberar a 5 mil
Expresidente aprista dijo muy suelto de huesos que los indultos los consultó con Dios.
“Cada una de estas concesiones las hice pidiendo el consejo de Dios”, resaltó en una conferencia de prensa.

Más datos

 

3944

“Reitero para tranquilidad de mi conciencia, para mis simpatizantes y amigos, y para todo el Perú: no se ha infringido ninguna ley ni existe una falta ni delito en este caso. Eso es lo que quisiera decir en salvaguarda, no de mi honor, porque cada una de estas concesiones las hice pidiendo el consejo de Dios”, resaltó en una conferencia de prensa.

García también negó que en 2009 haya indultado a la banda de narcos integrada por los colombianos Alberto Gutiérrez Perdomo, Óscar Javier Poronda, Julio Roberto Rodríguez Chavarro, los ecuatorianos Paulino Andrade Cárdenas y Roberto Xavier Boponti Correa, la peruana Jani Isminio Alegría y la española Natalia Joronda.

“Un reportaje dice que se ha dejado en libertad, en diciembre del 2009, a todos los integrantes de una banda. Es falso. El señor Gutiérrez Perdomo había cumplido siete años y tres meses su sentencia de 10 años, se le redujo la pena, pero la salida se produjo un año después”, dijo.

También negó que haya indultado el 2010 al narcotraficante colombiano Óscar Javier Jiménez Foronda. “No hay indulto. Este señor fue trasladado a su país, para que cumpliera el resto de su condena”, explicó.

García dijo que por razones humanitarias redujo la pena a un campesino de la región Amazonas que fue condenado a 15 años de prisión por ser dueño de una poza de maceración con tres kilos de PBC. “Yo aprobé la reducción de su pena de 15 años a siete años para darle una oportunidad”, manifestó.

SOLO “BURRIERS”.
Destacó los casos de “burriers”. “Encontramos una inmensa cantidad de madres, muchísimas iletradas, humildes y campesinas de las fronteras con Bolivia y Chile, con hijos menores, que habían sido sentenciadas con penas que en mi concepto eran graves e inhumanas”, dijo.

“Por 200 gramos de cocaína se sentencia a una persona a 10 años de prisión, porque alguien le ha ofrecido 100 soles por pasar droga por la frontera a pie. Entonces yo tengo que darle una nueva oportunidad, no solo a esa madre, sino a sus hijos que no pueden quedar abandonados”, justificó.

Recalcó que los narcotraficantes beneficiados por su gobierno eran en su mayoría “turistas carentes de formación moral”. “Los jueces les ponen 30 años y 8 meses de cárcel. Nosotros creímos que de acuerdo a su conducta e informe psicológico que una vez que superaran los 4 años y 4 meses deberían ser expulsados del Perú. Ellos debían comprar sus pasajes, comunicarles a sus embajadas y gobiernos de su expulsión y con la prohibición de volver al Perú”, dijo.

“Esto es lo que se ha hecho en casi cinco mil casos. En ningún caso de tráfico de cocaína se ha concedido indulto, porque está prohibido y aunque no lo estuviera no lo concedería. Simplemente atendiendo a condiciones humanas se reduce la pena”, añadió, pese a que la lista registra una mayoría de casos de narcotráfico, sea mediante la modalidad de “burrier” o de tráfico agravado (bandas).

“LAVARSE LAS MANOS”
García dijo que “hay gobiernos que prefieren lavarse las manos ante los pedidos y otros que siguen el camino de la indiferencia o de la crueldad en algunos casos”, en evidente alusión al presidente Ollanta Humala.

“Yo prefiero el camino de la compasión, de la comprensión y de dar una oportunidad a muchos peruanos, esencialmente humildes, que han cometido un delito o una falta, pero que necesitan la comprensión del gobernante. Este es mi punto de vista cristiano y es mi convicción moral. Podrán no estar de acuerdo algunos, pero esto no significa que es un delito”, enfatizó.

Precisó que la política de reducción de penas, que puso en marcha su gobierno, “está dentro de la política penitenciaria y dentro de la política de ‘des-hacinamiento’ de los penales. Además, el objetivo moral de la compasión con el que sufre, o de dar una nueva oportunidad a jóvenes y madres”.

“Encontramos la situación, a fines del 2007, de que existían 44 mil presos, cuando los establecimientos penitenciarios solo tienen posibilidad de albergar a 20 mil. En algunos casos el hacinamiento era dramático como el caso de Lurigancho, donde solo debería haber tres mil personas y hay más de 10 mil”.

Agregó que envió al Congreso un proyecto de ley que fue aprobado, la ley 29604, que establece que si una persona que ha merecido una gracia presidencial, reducción de pena o indulto, vuelve a delinquir, entonces “se aplicará automáticamente la mitad más a la pena como una sanción por haber traicionado la nueva oportunidad que la sociedad, a través del presidente, le ha dado”.



“GENTE EQUIVOCADA”
Defiende a ladrones
El expresidente Alan García añadió que “encontramos también jóvenes menores de 23 años, en enorme cantidad, esos que están en una esquina, en un grupo y cuando se acaba su cerveza arrebatan un celular al (ciudadano) que pasa por ahí y tiene la torpeza de no ver detrás. A estas personas de 19 años, como verán ustedes, se les pone 10 años de prisión por considerar que es un robo agravado, que en mi corazón no está permitir eso”, remarcó.

El líder aprista dijo que volvería a otorgar esas gracias a los delincuentes, “porque es gente humilde que se ha equivocado y merece una oportunidad de redención y especialmente cuando ya estuvo dentro de esto que llamamos cárcel en el Perú cuatro o cinco años”. “Es una vida destruida, de un joven que de 19 a 25 años se pasa en una prisión, sometidos sabe Dios a cuántos vejámenes”, indicó.

SE LANZA PARA 2016
Si no les gusta, no voten por mí
El expresidente Alan García sacó a relucir sus intenciones de volver a postular en las elecciones presidenciales del 2016 al dirigirse a un sector del electorado que no votaría por su candidatura por otorgar gracias a los presos.

“Mucha gente que ha sido llevada por una mala junta, por una circunstancia o consumo alcohólico, a cometer un acto delincuencial, pero si tiene 19 años lo puedo dejar pudrirse en la cárcel 10 años, yo no puedo, yo no puedo y, si no les gusta, sencillamente no voten por mí, pero esa es mi conciencia, mi conciencia ante Dios y como hijo de preso político”, dijo.

Cuando los reporteros le preguntaron si la declaración implica que será candidato, trató de volver sobre sus pasos y negar que haya decidido su postulación reeleccionista.


Llamil Vásquez
Redacción


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

1.22718906403