Fue víctima de Sendero

Voceros del gobierno encabezados por el presidente Alan García insisten en afirmar que la exposición Yaunapaq (memoria) sólo refleja la barbarie cometida por las Fuerzas Armadas y no los crímenes de los grupos terroristas durante la guerra interna; sin embargo, la conmovedora imagen que muestra a un poblador de la localidad ayacuchana de Lucanamarca, con una venda que le cubre la cabeza y parte del rostro, captada hace más de 25 años por el reportero gráfico Óscar Medrano y que dio vuelta al mundo convirtiéndose en la fotografía símbolo de la Comisión de la Verdad y Reconciliación (CVR) y parte de dicha muestra, evoca las heridas no sólo físicas, sino del alma dejadas en esos años de terror por Sendero Luminoso entre la población indefensa del ande.

Por Diario La Primera | 06 marzo 2009 |  811 
Fue víctima de Sendero
(1) Luego de aclarar que aprista Núñez no es su amigo, muestra la edición de Caretas en la que apareció la foto famosa. (2) Grato reencuentro con el personaje en las alturas de Ayacucho.
Fotógrafo Óscar Medrano desenmascara congresista aprista que se ciega a la verdad y la reconciliación
811  

Este valioso testimonio gráfico fue blanco de los ataques del legislador aprista, Edgard Núñez, que apoya la amnistía para los militares implicados en delitos de lesa humanidad y quien llegó a insinuar de manera ofensiva para Medrano, que podría tratarse de un montaje para aparentar ante la opinión pública que la víctima había perdido uno de sus ojos, cuando en la realidad y según la fantasioso congresista, sólo tenía un problema ocular.

Núñez, en su afán de desprestigiar a la exposición Yuyanapaq y la labor de la CVR e impedir con ello a como dé lugar la edificación del Museo de al Memoria, no se tomó la molestia de averiguar cuál de los bandos era el responsable de tanto dolor.

En diálogo con LA PRIMERA, Medrano rechazó las acusaciones que cuestionan su reconocida labor profesional, lanzadas por Núñez, a quien respondió que es muy fácil llegar a ser congresista prometiendo o mintiendo a la población, pero es difícil enlodar una trayectoria limpia y transparente de más de cuatro décadas dedicadas al reporterismo gráfico.

“En ningún momento nadie habló de que estaba ciego o algo parecido, lo que pasa es que por el machetazo que recibió en el cráneo, como el resto de las víctimas, se le inflamaron horriblemente el rostro y los ojos, por lo que se le vendó la cabeza en el hospital”, detalló. Fue precisamente la pasión que pone en su trabajo diario, lo que lo impulsó en los años del conflicto armado a indagar y estar atento a cualquier hecho noticioso y así fue que Medrano se enteró de la horrenda masacre que acababa de perpetrar una columna conformada por 60 elementos de Sendero Luminoso, el domingo 3 de abril de 1983 en el poblado ayacuchano de Lucanamarca a 180 kilómetros al sur de Ayacucho, en represalia porque la población se negó a apoyar al grupo de Abimael Guzmán.

De inmediato, el periodista gráfico llegó hasta el hospital regional donde eran atendidos los pocos sobrevivientes, entre ellos, el poblador de la foto que el aprista Núñez quiso usar para desacreditar a la CVR.

Medrano aclara que el herido se identificó como Celestino Ccente pero después de 25 años de los hechos y al reencontrarse con él en las alturas de la localidad ayacuchana de Condorhuachana a donde llegó tras una paciente búsqueda, pudo conocer que su nombre real es Edmundo Camana Sumani (56), pero había dado otro nombre por temor a la represalia senderista.

Esta víctima de la insanía terrorista vive con una de sus hermanas y subsiste con lo poco que le deja el pastoreo de reses, ovejas y alpacas, en el mayor olvido y sin poder contar siquiera con una silla de ruedas para desplazarse como es su deseo. No está incluido en ninguno de los programas sociales que -según el gobierno- destina a la población más necesitada del país.

“Me causó mucho dolor verlo salir a rastras de su pequeña habitación construida de piedras que le sirve de hogar, debido a que no puede caminar porque quedó lisiado de las piernas por el ataque sufrido hace 25 años. Primero no se acordaba de mí, pero luego lo hizo y vimos juntos sus fotos”, relató Medrano.

Vilma Escalante
Redacción
Referencia
Propia



    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119378 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.
    Loading...

    Deje un comentario