Fredy Otárola: "Cada bancada asumirá su responsabilidad en elección del TC"

La Bancada Nacionalista Gana Perú debe permanecer en la presidencia del Congreso de la República para continuar con el crecimiento económico del Perú, y darle viabilidad y gobernabilidad al país, afirmó el titular del Parlamento, Fredy Otárola.

| 21 abril 2014 12:04 PM | Política | 1.4k Lecturas
Fredy Otárola: "Cada bancada asumirá su responsabilidad en elección del TC"
La Bancada Nacionalista Gana Perú debe permanecer en la presidencia del Congreso de la República par
1448

Consideró que en su bancada legislativa hay elementos de primer nivel para conducir el Parlamento, labor que –dijo- es fundamental para garantizar desde ese poder del Estado el crecimiento del Perú.

En entrevista con el diario El Peruano, sostuvo que la oposición “está en su derecho” de abogar por la alternancia en la conducción del Poder Legislativo, pero recalcó que en época preelectoral las bancadas opositoras “se radicalizan” y más piensan en cómo conseguir votos.

Con esos criterios, es un poco complicado y por eso preferiríamos que sea la bancada de Gobierno la que mantenga la presidencia del Parlamento”, expresó.

En otro momento, Otárola señaló que, antes de terminar la actual legislatura, espera que se logre el consenso necesario para elegir a los magistrados del Tribunal Constitucional (TC) y al nuevo defensor del Pueblo.

Indicó que para esa elección se requieren 86 votos y “cada bancada asumirá su responsabilidad” en caso se frustre una vez más ese proceso, puesto que –aseguró- los nombres seleccionados para ocupar esos cargos son de primer nivel.

De lo contrario, insisto y reitero, cada bancada tendrá que explicar el por qué de su voto”, subrayó el presidente del Congreso, tras ratificar que la citada elección será una de las prioridades del Poder Legislativo.

Al hacer un balance de su gestión al frente del Consejo Directivo del Parlamento, Otárola Peñaranda reconoció que ha sido una legislatura difícil por estar ad portas de procesos electorales y, en ese escenario, “las bancadas pierden objetividad, y actúan más bien en busca de votos”.

Otra dificultad durante el último año, agregó, es que no existe mayoría en el Congreso, es decir, el partido de Gobierno constituye la primera minoría, lo que obliga a que se busque a diario los consensos para cada uno de los temas que son sometidos a votación parlamentaria.

Pese a esas condiciones de trabajo, destacó que se han conseguido algunas reformas importantes, como la aprobación de la Ley del Servicio Civil, que premiará la “meritocracia”, la cual “es fundamental para un mejor funcionamiento del Estado”.

Además, hemos aprobado algunos proyectos emblemáticos. Por ejemplo, hemos destrabado el del aeropuerto de Chinchero (Cusco), porque el Gobierno no podía iniciar el proceso de licitación si es que el gobierno regional no le daba el terreno totalmente saneado por mandato de la ley”, dijo.

En el caso de la Refinería de Talara, mencionó, se ha impulsado su modernización desde el Congreso de la República.

Son temas importantísimos para el desarrollo del Perú y que son aportes del Congreso”, anotó.

Otro aspecto prioritario será la reforma administrativa del Congreso, que implica modernizar el aparato de gestión del Parlamento que –según reconoció- está burocratizado y bajo conceptos y principios del siglo XIX, que no encajan en los conceptos de una administración moderna.

Autonomía

De otro lado, con respecto a la resolución judicial que anula lo actuado por la “megacomisión” y su investigación al anterior gobierno, Otárola reiteró que el Congreso defenderá su autonomía ante fallos judiciales de esa naturaleza y se evaluará una eventual apelación.

Tras reiterar que el sustento de las democracias es el respeto pleno a la separación de poderes, aseveró que, en este caso, hubo una clara interferencia del Poder Judicial y una “violación” a ese principio.

Se pretende anular los actos de una comisión, cuyos resultados ni siquiera tienen un efecto decisorio, es simplemente investigadora e informante, pues, si hay responsabilidad, pasa a la Subcomisión de Acusaciones Constitucionales”, apuntó.

Como representante parlamentario de Áncash, Otárola también destacó el despliegue del Estado para investigar los actos de corrupción que ocurren en esa región.

“Hay hechos concretos: en Áncash hay muertos, allí están, hay familias enlutadas, existe una población atemorizada, hay obras inconclusas, hay supuestos actos de corrupción (…) Debe haber responsabilidades y eso ameritaba la intervención firme de todo el aparato estatal”, remarcó.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | | | |


La Primera Digital

La Primera Digital

La Primera Digital

Colaborador 9324 La Primera Digital