Fracasa la cacería de la Comisión Menchola

Lo único que ha podido probar es que miles de peruanos se han beneficiado con las operaciones que ofrece la Misión Milagro y que las Casas del Alba son iniciativas de tipo civil amparadas por la Constitución.

| 18 febrero 2009 12:02 AM | Política | 512 Lecturas
Fracasa la cacería de la Comisión Menchola
Comisión Menchola entregará informe final el 2 de marzo.
512

Con 30 sesiones en total, escándalos de por medio, un gran gasto de tiempo y dinero –viajes a Bolivia, Colombia y Venezuela- y más de 10 meses después de haber iniciado su trabajo, la Comisión del Congreso que investiga los presuntos nexos de las denominadas Casas del Alba con actividades delictivas o subversivas va llegando a un punto de manifiesta necedad en su búsqueda de pruebas.

Así quedó en evidencia ayer, con el acoso que denunció la ciudadana Carmela Chumbiray Perry en plena sesión de la comisión que preside el congresista Walter Menchola, acoso debido al hecho de ser simpatizante del Partido Nacionalista y haber participado en la Misión Milagro para canalizar tratamiento oftalmológico a peruanos.

Indignada, desde todo punto de vista justificadamente, Carmela Chumbiray se negó a ser interrogada por Menchola, a quien acusó de carecer de autoridad moral para hacerlo, debido a que hace meses fue investigado por colocar a su pareja sentimental en un cargo en el Congreso. El hecho motivó la interrupción de la sesión.

Menchola anunció luego que el 2 de marzo próximo, el último plazo otorgado por el pleno para finalizar su labor, entregará el informe final y conclusiones del trabajo realizado.

Esta comisión es el único grupo investigador del período legislativo 2006-2011 que no sólo ha excedido ampliamente el tiempo fijado para su labor (90 días), sino que ha tenido que pedir hasta en tres oportunidades una ampliación del plazo de investigación para emitir sus conclusiones. Ni siquiera la comisión investigadora de los “petroaudios”, más compleja y delicada en sus indagaciones, pidió ampliaciones y terminó su labor en un lapso de 60 días.

La razón es que en su búsqueda de hechos de contenido penal, el presidente de la comisión Menchola ha prolongado incesantemente sus investigaciones, que en algunos casos lindan con el ridículo, con desmentidos de los investigados, con el reclamo de países vecinos por inoportunas gestiones en sus territorios, con aclaraciones de instituciones oficiales sobre la inexistencia de los delitos que busca probar.

Los fantasmas de Menchola
Creada como Comisión Investigadora Multipartidaria sobre la Constitución, Funcionamiento, Organización, Financiamiento, Actividades y otros aspectos de las denominadas Casas de la Alternativa Bolivariana para las Américas (Casas de Alba) y los vínculos que podrían tener con actividades ilícitas, grupos terroristas residuales o intromisión de otros gobiernos en asuntos internos de nuestro país, esta instancia investigadora empezó su trabajo con una gran expectativa el 14 de abril del 2008.

Como un globo, sin embargo, se fue desinflando a los pocos días de iniciar su labor. El 24 de abril de ese año, en su primera sesión los investigadores recibieron un esclarecedor testimonio de militares en ejercicio, entre ellos el contralmirante Luis Caballero Ferioli, jefe de la II División del Estado Mayor del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, sobre la inexistencia de nexos entre la Coordinadora Continental Bolivariana (de Venezuela) y las Casas del Alba.

A ello se sumaron posteriormente la confirmación del ex ministro de Salud, Hernán Garrido-Lecca, así como del canciller José García Belaunde, de gestiones oficiales con el gobierno de Venezuela para desarrollar en el Perú la Misión Milagro (para operar gratuitamente a peruanos de escasos recursos de cataratas).

Igualmente obran en poder de la comisión más de 30 testimonios, de ministros (Defensa, Interior, Salud, Relaciones Exteriores, entre otros), directivos de la Superintendencia de Banca y Seguros, Sunat, que lo único que han podido demostrar es que miles de peruanos se han beneficiado con las operaciones que ofrece la Misión Milagro y que las Casas del Alba son iniciativas de tipo civil amparadas por la Constitución.

Frente a lo que parece un bluff de parlamentarios hipersensibles con la ayuda de países hermanos y que, sin embargo, se tapan los ojos frente a injerencias de otro tipo, el congresista Edgard Reymundo no descartó suscribir un dictamen en minoría junto con su compañero de bancada, Víctor Isla, si el informe final de Menchola y sus asesores no recoge estrictamente y de manera objetiva los hechos que ha investigado la comisión.

Loading...



...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

Deje un comentario