Fiesta aprista desteñida

Más fueron los cohetes y las luces. El Día de la Fraternidad aprista se celebró anoche sin la euforia de otros años, en la avenida Alfonso Ugarte, la de los pañuelos blancos, (destrozada por las obras viales inconclusas, regalo del alcalde de Lima, Luis Castañeda Lossio), por el 114 aniversario del natalicio del fundador del aprismo, Víctor Raúl Haya de la Torre.

Por Diario La Primera | 21 febrero 2009 |  433 
Fiesta aprista desteñida
Mitin sin la euforia de antaño.
433  

El secretario general, Mauricio Mulder, dejaba de agitar por momentos su pañuelo blanco para secarse el sudor de su despoblada cabellera, por el calor de los reflectores que iluminaban el estrado en el frontis de la Casa del Pueblo, donde instaló dos pantallas gigantes.

Por los altoparlantes ya no se escuchaban las arengas de los viejos líderes, sino que más parecía una repartija de cargos cuando se anunciaba a Luis Alvarado Contreras, próximo embajador del Perú en México; Gilmer Calderón, embajador en Panamá; Javier Barrera, viceministro de Trabajo; o Moisés Tambini del Valle, embajador en Costa Rica.

Gran cantidad de cohetes estallaron al saludar a Mercedes Cabanillas como flamante ministra del Interior. Fiel al gobierno, el premier Yehude Simon llegó hasta el estrado para saludar.

A las 8 y 45 de la noche llegó el presidente Alan García, marchando con la juventud aprista y escoltado por disciplinarios.

La incomodidad y la espera parecía haber liquidado el entusiasmo de los manifestantes, cuando Mulder, al hacer uso de la palabra, anunció que no iría a la reelección para la secretaría general del partido, y anunció para el 9 de octubre el inicio del tan postergado Congreso Nacional del viejo partido.

Referencia
Propia



    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119378 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.
    Loading...

    Deje un comentario